Círculo de reuniones

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Kisho el Vie Dic 31, 2010 1:58 pm

Los medicamentos estaban a mi izquierda, algo lejos de más. Me dió pereza ir a por ellos, asi que me quedé tumbado, observando la lluvia caer y escuchando las palabras de Duke.
No se qué, no se cuanto. Que nos unamos a su causa. Por cierto... ¿Cual era su causa? ¡Ah! Ya... Dominar el mundo y la mía era traicionarlo. Ahora todo vuelve a encajar. Heché una sonrisa.


- Yo también, Duke-chan ^ ^ - Dije, sonriente. Tosí y escupí algo de sangre... - Jajajja, que me voy al otro barrio por protejerla jajajaja - Me partí, sabía que no me iba a morir en ningún caso. Había optado por dos opciones la "a" que me ayudaran con mi falta de sangre o la "b" invocar a Naratsu "nature version" y que este me curase.

En eso llegó la persona que menos me esperaba, Yo-chan o.o ¿haberle salvado la vida la abrá vuelto buena? No, poco probable. Un nombre resonó en mis oídos Astrid-san, es decir, Astrid-chan ^ ^
Al parecer, Yo-chan estaba resfriada, pobrecita ._. ya se le irá. Me ofreció algo para las quemaduras.
- No, gracias Yo-chan. ¿Me pasas la sangre AB+ que se encuentra allí? - Dije, señalando donde se encontraba el sobre repleto de sangre, un litro y medio abría allí, aproximadamente. Cuando me la hubo pasado pille, con la mano derecha y con un sobreesfuerzo el cual se notó con un movimiento brusco en el ojo, un artefacto en el cual contenía agujas y algo más, el artefacto era una placa, como las que llevaban los militares.

Cambié de aguja, ya que no m gustaba nada la idea de clavarme una aguja que me diera un completo desconocido... A saber que podría tener, examiné la sangre, parecía limpia y en buen estado, no parecía tener alguna toxina. Tapé mi ojo derecho, como si la casualidad lo quisiera y este se cambió a un color blanco cristalino, cerré el otro ojo, como si me doliera y, con el ojo derecho examiné mejor la sangre. Estaba en perfecto estado, era la sangre adecuada para mí, no tenía ninguna toxina incolora ni nada por el estilo... Nunca se timan medidas de más...


- Arigatô gozaimasu ^ ^ - Le dije a mi compañera. Cuando me recuperé completamente de la pérdida de sangre, el sobre estaba completamente vacío. Me quité la aguja a lo basto, me dirigí hacia mi bolsa y pillé la cantimplora. Lavé la aguja. Me puse una venda en el brazo, donde se hayaba el agujero y anteriormente, le apliqué alcohol puro.

- No te preocupes por mis quemaduras Yo-chan. Mira. - Le dije, mostrándole mis brazos. Estaban completamente sanados, la nieve líquida que nos estaba rodeando tenía una propiedad mínimamente curativa en mí, las heridas de grado leve se me curarían. Sin embargo permaneció la quemadura de atrás, en la cual, con una crema que tenía, aplicándomela, se empezaba a curar con un escozor.
Sonreí de nuevo.

avatar
Kisho
Ángel misterioso
Ángel misterioso

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 24/12/2010
Edad : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Ulquiorra Nightmare el Dom Ene 02, 2011 12:27 pm

Al final parecía que los dos combatiendes se quedaban del lado de Duke, como era de esperar tras haber viajado desde a-saber-qué-lugar hasta estos terrenos alejados de la civilización. Ulquiorra no sacó las manos de sus bolsillos en toda la actuación, tampoco se había movido ni hablado, había estado tranquilamente observando el combate, analizando a los dos nuevos reclutas tanto en su personalidad como en poderes. Eran buenos... pero a Ulquiorra no le importaron lo más mínimo. - Buen combate... - Dijo sin más, arrastrando las palabras pronunciando cada sílaba con una frialdad increíble, pero a la vez con indiferencia. Observó como iban curándose sus propias heridas, quizás establando lazos de compañerismo y esas cosas que el vampiro jamás entendería, ni quería entender.

Tras esas palabras adornadas hasta arriba de Duke, Ulquiorra si se movió, caminando lentamente pasando por el lado de Astrid, de Yoko y luego de Kisho... tan solo unos pasos más, para luego pararse en seco y ladear el rostro, para dirigir sus grandes ojos verdes a cada uno de ellos, a medida que hablaba.
- Ulquiorra Nightmare... Astrid, Kisho, Yoko... Lord Duke, ya sabe dónde encontrarme - Lo primero había sido una presentación de él mismo. Lo segundo, una especie de despedida, la única forma que tenía de hacer el vampiro; y lo tercero, algo más informativo para el señor oscuro, era la ubicación del propio Ulquiorra, que nunca estaba de más recordárselo. Ese paisaje completamente congelado, y lo único que no era color blanco se trataba de un lago similar a una gran masa de sangre... sentía simpatía por ese lugar, quizás por ser quién era, o también por recuerdo a alguien que ya no estaba con él...

Retomó la marcha, alejándose del lugar sumido en sus propios pensamientos y recuerdos, mientras su cara solo mostraba la más digna insensibilidad hacia lo que le rodeaba.
avatar
Ulquiorra Nightmare
Vampiro Príncipe Sangrepura
Vampiro Príncipe Sangrepura

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Localización : En tus pesadillas...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Astrid Ventum el Mar Ene 04, 2011 7:27 am

La tosca súcubo, tras librar una fiera batalla contra el muchacho que, previamente, se había perdido, estaba cuidando de él. Pero, ¿qué demonios pueblan ahora la tierra? ¿Es que, ahora, hay que apalizar a las hembras para que se rindan ante los encantos de sus conquistadores? Aparte, ¿quien se creía ese pelo de escarcha para quitarme MI presa... MI hembra?
Tsk... Por suerte, lo tenía todo bajo control. Nadie podía superarme en el campo de...
MIS mujeres afro .

Desvié la mirada de la escena durante un instante, para despedirme con un gesto de mano de Ulquiorra, quien parecía darse por satisfecho con lo visto
-Nightmare- le despedí, con la misma brevedad de la que él siempre hacía gala, a la vez que me mordía el labio, para disimular los celos que me corroían por dentro. No podía permanecer así, tenía que impedir que ese "buen rollito" fuese a más de lo que ya era de por sí.

Me acerqué a ellos, a paso lento y seguro, aprovechando para ondear exageradamente mis caderas
-Un excelente combate. Os felicito a los dos- me introduje en su conversación, mientras esbozaba una sonrisa brillante y cautivadora -Por cierto, me llamo Astrid. Es un placer contar con aliados tan formidables- les dije, fingiendo ser amable y evitando fulminar al chico con la mirada. Mis ojos se posaron sobre los del chico... poco tiempo. Luego, se posaron sobre los de la mujer un poco más, no demasiado, ya que sentí la imperiosa necesidad de bajar la mirada hacia su escote una milésima de segundo. Era tan... voluptuosa, perfecta, sublime... Buenorra... Ya sabía qué pedirle al Joven Amo por navidades, cuando quiera que fuesen y se celebrasen en ese sitio helado.
Salí de mis cavilaciones, volví a levantar la mirada, y a observarlos a ambos. Siempre sin perder la sonrisa, esa tan falsa, pero bella.

Seguramente, Duke ya sabría lo que yo estaba haciendo y no sentía pavor ninguno de llevarlo a cabo: Conquistar es todo un arte, que lleva tiempo, pero un arte. Aún así, ellos de poco más podrían darse cuenta, ¿no? Realmente, no era tan evidente... Solamente, unos pocos detalles subliminales y apreciables.
avatar
Astrid Ventum
Ninfa Salvaje
Ninfa Salvaje

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Yoko Himura el Mar Ene 04, 2011 7:46 am

Asentí con la cabeza a las palabras de Kisho, mientras observaba.
Tras haber contemplado, perpleja, los extraños métodos de sanación del muchacho al cual le había pasado un porrón de sangre, supe que ya lo había visto todo en esta vida. Nunca nadie se había aplicado agujas como si fuesen piercings. Ni tampoco nadie nunca se había sanado espontáneamente una de mis quemaduras, por leve que fuese. En fin... Qué diita tan surrealista.

Me giré al escuchar mi nombre. Parecía venir del extraño individuo de antes, el paliducho. Parecía haberse presentado como Ulquiorra Nightmare, y así se habían despedido de él. Debería recordar su nombre para un futuro lejano, o tal vez no tanto como pudiese parecer.

Me percaté entonces de que la mujer de antes, la que yo había notado que no me había quitado el ojo de encima durante toda la pelea, se aproximaba hacia la posición que ahora ocupábamos Kisho y yo. Sentí un extraño escalofrío corriendo por la nuca al observarla pavonearse de ese modo. Lo cierto es que, unos minutos antes, se lo hubiese atribuído al frío, pero tal y como estaban las cosas, podía asegurar que algo en esa mujer me incomodaba. Sin embargo, ella había sido amable, y yo debía corresponderla -Muchas gracias, Astrid-san. No he visto a ninguno de nuestros nuevos aliados en acción, pero estoy segura de poder afirmar que la admiración es recíproca- le contesté, con una leve sonrisa. Mientras, disimuladamente, me escondía un poco detrás de Kisho, de forma casi inapreciable; como si esa mujer entrañase algo terrible. No sabía qué era, pero algo me daba repelús. Y, probablemente, sería más feliz desconociendo el qué.

Me extrañó que Duke no hubiese dicho nada al respecto de nuestra confirmación. Aunque, lo dejé correr, ya que en este momento un sentimiento nada gratificante me estaba poniendo los pelillos de la nuca de punta. Y no podía controlarlo. Las ganas de correr, contenidas, eran casi irrefrenables, y puede que sin motivo.
avatar
Yoko Himura
Súcubo misteriosa
Súcubo misteriosa

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 25/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Duke Leblanc el Mar Ene 04, 2011 11:58 am

...Lord Duke, ya sabe dónde encontrarme... "Tsk, tsk, tsk, estúpido Ulquiorra y sus estúpidas ganas de quedar reshulón y hacerme parecer a mí estúpido ¬¬" Pensó Duke, correspondiendo a la despedida con una sonrisa en su rostro, disimulando su desagrado, para luego ir observando como el vampiro se alejaba poco a poco, hasta desaparecer oculto en la oscuridad.

El rubio agitó la cabeza, como quién quita de su mente algún mal pensamiento y/o idea, para luego quedarse mirando a los presentes que aún se estaban curando. Observó sus métodos - más bien el de Kisho - junto con el " buen olfato" para encontrar los medicamentos y pócimas necesarios para cada cosa, en el caso de Yoko, y como ambos tras la batalla intentaban actuar como compañeros. Quizás ellos mismos se lo imaginaban, o quizás no, pero esa era la parte final del exámen, o como se le quiera llamar. Una vez escuchadas las respuestas de ambos, Duke asintió levemente con la cabeza, para luego rebuscar algo en su gran abrigo de cuero - carísimo, por cierto - y topar con dos bazaletes de verdadera plata.
- Esto es para ustedes... con ellos podré comunicarme con vos estén dónde estén... y viceversa. Son lo suficiente ligeros y sencillos como para pasar desapercibidos ante los demás, ignorando la cantidad e magia que guardan en su interior. - Y dicho esto, les entregó los objetos .

Tenía ganas de irse y seguir con sus cosas, pero como buen noble que era, tendría que quedarse hasta el final, hasta que todos se fueran... pero, por parte de Astrid, parecía que eso no iba ser tan fácil. La morena se había acercado a Yoko moviendo el culo como un pavo real, de esos que enseñan sus plumas para encantar a los demás. Duke estuvo a punto de hacer un facepalm al ver aquello, pero lo dejó estar, ahí plantado esperando, como si su mente no estuviese en el lugar pero atento al cien por ciento de todo lo que sucedía.

_________________
Duke`s Symbol
Dies irae malleus maleficarum est

Hey, Invitado, no lo ocultes... sé que me amas
avatar
Duke Leblanc
Líder enemigo (Vampiro)
Líder enemigo (Vampiro)

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 07/08/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Kisho el Vie Ene 07, 2011 1:43 pm

Todos estaban dándonos las felicidades por el combate. No somos bárbaros, no tenemos que pelear para que nos acepten... Pufff... Que pereza levantarme Sleep
Pero bueno, ya estaba curado del todo y todo eso, asi que, si no me levantaba, daría mal ejemplo y etc. Prfff FFFUUUUU no quiero levantarme T_T
Al fin y al cabo, me levanté, se presentaron Ulki-chan y Astrid-chan, el primero, se fue tan rápido como vino. Y a este que le dió... Neutral

Un vez que me hube levantado, me fijé en los ojos de Astrid-chan, por un momento breve me miraban a mi, luego se desviaron hacia Yo-chan, más bien a los pechos de Yo-chan. Un escalofrío me recorrió por la espalda... Que mal rollo, que se la folla aquí Shocked
Ésta reaccionó como todos reaccionaríamos, escondiéndose detrás del primero que vemos (xD) en este caso, yo. Me reí por la situación.
Aún así, anteriormente, le había hablado con normalidad, más bien, con amabilidad, cosa que por lo poco que ya la había visto, de amable tenía poco, sino pregúntadselo a mis quemaduras restantes...


- Yo... - Sin embargo, no estoy admirándoos. No tengo algún motivo. Eso fue lo que pensé, pero si lo decía, una buena me caía, aparte, tan solo ganaría enemistad y ninguna amistad ^^- También, supongo. - Dije, con mi típica sonrisa.

Duke dió un objeto, era prácticamente para comunicarnos, la idea no me agradó en lo más mínimo, lo que menos me gusta de las personas es que intenten saber dónde estoy en cada momento, si tienen que hablar, que hablen con otro. Yo actúo por mí solo, como mucho, seguiré órdenes que me agraden.
- Lo siento, Duke-chan, pero no puedo aceptar dicho objeto. Siendote sincero. Prefiero actuar por mí mismo, si tiene algo que hablar conmigo. Tan solo envíeme una carta, como la anterior vez... - Le informé a Duke, de una forma indirecta de lo que quería decirle: No me gusta que sepas donde estoy.

Luego de esto, me pregunté si se actuaría por parejas o por solitario, como era el caso de Astrid-chan y Ulki-chan. Supuse que sí, asi que, no tenía nada que decir más, exceptuando una cosa más.
- ¿Cual será mi primera misión? - Sonriénte le pregunté, no pretendía perder tanto tiempo en tan poca cosa, la verdad... Si éste no tenía nada pensado, me iría por allí, a ver los alrededores. Quizás volvería al castillo del joven, Jake. O puede que a la academia militar, a ver que clase de gente había por ahí... Si era el caso de una misión que no merecía la pena,renunciaría directamente a Duke-chan e intentaría hacer yo mismo un ejército, total, si ricitos de oro lo hizo. Yo, tengo madera de sobra ^^ Sonreí otra vez.
avatar
Kisho
Ángel misterioso
Ángel misterioso

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 24/12/2010
Edad : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Astrid Ventum el Lun Feb 14, 2011 6:22 pm

Lord Duke demostraba la misma incomodidad ante Ulquiorra que siempre mostraba en su rostro. Se le daba bien imaginar a los demás subyugados ante él. Es más, me atrevería a afirmar que se trataba de su pasatiempo favorito. Aparte de esclavizar gentuza a golpes, claro. Ya podía esclavizar al peliblanco y yo encargarme de la mujer. Con lo que me gustaba a mi hacer el papel de mala en la pareja... Si, y tanto que me gustaba.

Sin embargo, una vez más, me obligué a mi misma a contener mis pensamientos y a parecer una persona amable y desinteresada. Cuando ellos elogiaron a sus desconocidos aliados, les dediqué una sonrisa, a ella como muestra de agrado por su ingenuidad y a él por no lanzar sus restos a los cuervos... ¿Podía mostrarse menos convencido de sus palabras?
No sé qué le veía el Joven Amo a ese pelele de tres al cuarto. Además, ya estaba rechazando uno de los primeros utensilios que Duke le ponía al alcance de la mano. No tenía ni dos dedos de frente. Rodé los ojos, disimuladamente. Tenía suerte de que Duke y su plan me importaban un comino.

Volví a repasar las hermosas y voluptuosas curvas de la súcubo, que era la viva imagen de la atracción sexual, el estandarte de su raza. Pero tuve que retirar la mirada al desaparecer de mi campo de visión. Cuando noté que Yoko se escondía detrás del peliblanco, llegué a la conclusión de que el no conocerme la estaba intimidando. Normal. Solía pasarle a todas las bellezas: No estñan acostumbradas a que los chicos sean tan lanzados como yo y, entonces, se acobardan. Debía demostrarle que yo era de fiar.

-Yoko-san... No has de tenerme miedo. Recuerda que somos aliadas -le sonreí dulcemente y posé mi mano sobre la suya -Cuando tus fuerzas flaqueen, yo estaré a tu lado para sostenerte, para ayudarte a levantar. Porque en eso consiste nuestra relación... -le dije, clavando mis ojos violeta en los suyos, como tratando de hechizarla. Mis labios se acercaban a los suyos, lentamente, y mi cuerpo poco a poco se juntaba con el suyo. Todo como si estuviese ensayado con anterioridad, como si fuese una danza de apareamiento. Me moría por besar sus carnosos labios.

avatar
Astrid Ventum
Ninfa Salvaje
Ninfa Salvaje

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Yoko Himura el Lun Feb 14, 2011 6:37 pm

Me sorprendió la respuesta negativa que Kisho dio al "Obsequio de Duke". Yo, por el contrario, cuando me lo tendió, me lo coloqué de inmediato en la muñeca y sonreí, como si me hubiese encandilado. Pero, nada más lejos de lo real. Ya lo tiraría por algún lugar donde no fuese sospechoso que se encontrase o... Ya se me ocurriría cómo deshacerme de ese lastre.

Me quedé pensativa acerca d elas palabras de Kisho. No parecía en absoluto sincero, pero su sonrisa borraba todos aquellos pensamientos, como si fuese un niñito puro e indeciso, al cual no se le puede juzgar por un simple intercambio de confusas palabras.

De repente, note la mano de Astrid sobre la mía y me ascendió el rubor por toda la cara, al darme cuenta de que sus intenciones iban bastante más allá de, simplemente, felicitarme. A la gente debería entrarle en la cabeza que, no por ser súcubo, el sexo era lo que más ansiaba. O si... Pero, no con mujeres, eso desde luego.
Ella dijo algo sobre darme fuerzas y otro escalofrío me recorrió cuando, de pronto, noté el tacto de su muslo con el mío y sus labios acercándose peligrosamente a los míos. Mis labios, trémulos, me pedían que hiciese algo para rescatarlos. Entonces, emulé un estornudo, que me ayudó a torcer el gesto. Se me escapó una risita nerviosa tras ello y me liberé, disimuladamente, de la mano de Astrid, para colgarme del brazo de Kisho.

-¡Vaya, parece que me estoy resfriando, de nuevo! No estoy acostumbrada a este ambiente tan frío. -reí, forzándome a ello. Entonces, recordé que Kisho había pedido detalles sobre su primera misión y pensé que podía ser mi auténtica salvación el preguntarlo.
Dirigí mi mirada hacia Duke -A decir verdad, a mi también me gustaría conocer más detalles sobre mi misión -le pedí, indirectamente, recobrando mi seriedad.
avatar
Yoko Himura
Súcubo misteriosa
Súcubo misteriosa

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 25/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Refill S. Phylicks el Vie Feb 18, 2011 6:31 am

Entre la nieve, se divisó una figura que caminaba con un libro en una mano y un báculo en la otra, para apoyar sus pasos. Esa era mi figura. Mía, de quien se acercaba lentamente a una persona que creía haber visto en la lejanía: Duke Leblanc. Yo le conocía perfectamente y dudaba que él me hubiese olvidado tan deprisa. Apostaría lo que fuera a que yo era el único miembro de la familia Phylicks por quien era capaz de sentir un mínimo de simpatía, pese a, desgraciadamente, ser familiar de la mujer que adoptó el como su hijastra, a temprana edad, quien le había decepcionado y molestado.

Duke Leblanc y yo nos habíamos conocido con anterioridad, cuando yo me enteré de que había adoptado a Nyna y traté de persuadirle de que la matase. Sin embargo, tardó en darse cuenta de que eso era imprescindible en sus planes y, tan tardía actuación, hizo que todo descarrilase.
Yo había vuelto a contactar con él desde el preciso instante en que renegué de mis orígenes y de mi sangre. En ese momento en que preferí apostar por él que por los gemelos Phylicks, con quienes tengo... O tuve, una mínima conexión.

Mi identidad era secreta para todos aquellos que no se tratasen de Duke, pero podría acercarme a él como si yo fuese una servidora más y, tal vez, no resultaría sospechoso. Aparte, sus acompañantes parecían estar inmersos en una conversación de lo más interesante.

Cerré el libro y lo sostuve en la mano
-Lord Leblanc... -le nombré, para llamar su atención, ya que parecía enfrascado en un mundo alternativo. Necesitaba de su valioso tiempo -Me alegra veros con bien. Soy Refill Sage Phylicks, ¿me recordáis? -pregunté, esperando su respuesta. Pues, en caso de que no recordase a una vieja amiga y consejera, debería de refrescarle la memoria.

Esbocé una sonrisa sagaz, pensando en la recién obtenida información que le traía esta vez. Me mantuve a la espera, mientras observaba a todos los que, deduje, eran subordinados de Duke y sus comportamientos. A mis ojos, no parecían tener muchas luces, pero eso era algo que no se podía juzgar a simple vista. Si Duke confiaba en ellos, por algún motivo debía de ser...
avatar
Refill S. Phylicks
Licántropa misteriosa
Licántropa misteriosa

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 18/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Lambo-San el Sáb Feb 19, 2011 1:45 pm

No es justo, ¿por qué todos aquellos chicos estaban pasándolo bien y yo no? Neee, ¡¡también quiero jugar!!

Lambo se puso en marcha, corriendo sobre sus piernecitas pequeñas de niño de cinco años, directo al montón de gente que estaba allí reunida. Inconsciente de su verdadero paradero, el niño-vaca tan solo quería encontrar a alguien quién le horientase, o que le diese un lugar para vivir... o, sencillamente, algo a lo que pertenecer. No sabía la razón, pero pese a su poder la gente le odiaba... ¡pero si era muuuuuy mono! :3

-¡¡Ahahahaha!! Rendíos ante Lambo-San - Gritó, tras subirse a un montículo de piedra, justo encima de los demás, que no se habían percatado de su presencia con la llegada de una peliblanca. Bueno, por eso, y porque Lambo no destacaba mucho... a parte de que quería permanecer oculto. Alzó su brazo izquierdo y hundió la mano en la maraña de rizos azabaches que tenía, como si estuviese buscando algo... para, de repente, sacar lo que parecían unas granadas de ahí dentro. Los lanzó por encima de la multitud, pero no se dio cuenta de que una de ellas se le resbalaba por la mano, y estaballa justo a sus pies. Rompió las piedras, e hizo que Lambo se cayese al suelo, oculto tras los árboles... y los demás seguían sin haberse dado cuenta de su presencia, porque Lambo en ese aspecto no era nada... solo se podrían haber dado cuenta de las granadas y la explosión, nada más.

En la caída, un bazooka cayó de dentro de su cabellera, y el pobre Lambo tuvo la tan mala suerte de caer justo dentro del bakooza, haciendo que se disparase con él en su interior.

Una humarada blanca afloró en el ambiente, pasando por entre los presentes, y un adolescente salió del humo.
- Buenas a todos... - Susurró el moreno, cerrando el ojo izquierdo con chulería máxima, mientras con su verde ojo derecho los observaba a todos. - Pasaba por aquí de casualidad... estoy bastante intrigado con todo el tema este, y seguramente mi poder pueda servir de ayuda... ¿Qué le parece, my Lord? - Dicho esto, se agachó como haciendo una reverencia, para luego alzarse y dedicar una enigmática y misteriosa sonrisa. Lambo, actualmente, seguía manteniendo la cornamenta de su etapa infaltil, pero ahora su pelo se había vuelto más alisado que antes, aún guardando alguna que otra ondulación en los cabellos. Su ropa era negra, y tan solo el chaleco que llevaba era similar a la cutis bovina (?)
avatar
Lambo-San
Extraño ser
Extraño ser

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 19/02/2011
Edad : 23
Localización : ¡Dónde haya comida!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Duke Leblanc el Dom Feb 20, 2011 11:48 am

Pasando completamente de Astrid y sus intenciones extrañas, Duke ardía por dentro. Durante una fracción de segundo le dio ganas de matarlos a todos en ese preciso momento, pero toda aquella furia quedó tapada por la sonrisa que sus labios mostraban a los demás. "Siéndote sincero. Prefiero actuar por mí mismo, si tiene algo que hablar conmigo. Tan solo envíeme una carta, como la anterior vez..." ¿Pero qué se creía este niñato? Parece ser que a los adolescentes de hoy en día no les llegaba el riego sanguíneo a la cabeza. ¿Cómo narices iba a enviarle una carta sin saber siquiera su paradero? ¿Para qué narices creía que servían los brazaletes? ¿Qué eran mera cortesía y para adornar sus estúpidos brazos? ¡NO! Para tener un orden, ¿QUÉ CLASE DE ALIADOS Y EJÉRCITO SERÍAN SIN ORDEN? "Tranquilízate Duke, eres guapo, rico, y extremadamente inteligente... no dejes que estos engreídos te alteren"

- Vaya, siento mucho que piense así, Kisho-Kun... era solamente por su propia seguridad. Esto no es para manteneros controlados ni mucho menos, tan solo para saber cuándo están en problemas y para mantenernos todo en contacto... una lástima.
- Sinceramente, a Duke todo ese asunto le daba igual. La muerte de alguno de ellos solo supondría la pérdida de un esclavo, nada más. De todas formas, Duke iba a tenerlos controlados de igual manera ~~~

Entonces se le ocurrió mirar al cielo, viendo como varias... ¿granadas? se avecinaban sobre ellos. No hizo falta ni que parpadease, para hacer que dichos objetos al explotar se elevasen hacia arriba, explotando hacia el cielo. Increíble, pero cierto, así era él Cool

Una voz femenina que él mismo conocía bien, lo sacó de sus profundos pensamientos. La observó durante unos segundos, maravillado, ¡al fín alguien decente! Era Refill, la segunda persona más bella y mejor del mundo... obviamente, el primero era él mismo.
- ¿Cómo olvidaros, darling? Bienvenida a mis dominios. - Le respondió, esta vez con una sonrisa verdadera en su rostro. Estiró el brazo derecho para alcanzar una de las manos de la peliblanca, y dejar en ella un suave beso de cortesía, y cuando iba a volver a alzar la cabeza para mirarla a los ojos... observó a un joven que se acercaba.

¿Es que acaso hoy era el día de los encuentros inesperados? ¿Quién narices era ese moreno de ahí? No podía negarlo, a Duke le gustaba la forma de moverse que tenía el muchacho, demostrando una gran seguridad en sí mismo. Sin separarse de Refill, dirigió su mirada más allá de sus otros subordinados para mirar directamente al chico que decía estar interesado... ¿Podría ser una trampa? Seguramente. Observó nuevamente a su consejera, intercambiando una significativa mirada, y luego contestar al chico cuernudo.
- Nunca viene mal uno más... deberás demostrar la razón de porqué tendríamos que necesitarte. Solo de esa forma podrás formar parte de... nuestra "familia" - Obviamente no era una familia, pero era la única palabra que a Duke se le ocurría para quedar bien delante de todos los presentes.

Dejó escapar un suspiro, y se giró hacia Kisho y Yoko... pasando nuevamente de Astrid, no le gustaba ver el tipo de "cacería" que intentaba hacer.
- En cuanto este joven muchacho muestre si vale para el cargo al que aspira... ¿cual es su nombre, joven? Bueno, me gustaría que visitáseis la Academia... ya saben, espiar al enemigo sin dejar huella. Obviamente, si os apetece divertiros... Cool ... no os impediré ninguna batallita con los alumnos y/o profesorado, como si gustáis de llevaros algo de allí... pero sin dejar cabos sueltos ni nada que os identifique. Ya sé que no hace falta que os lo recuerde, pero... es por vuestra seguridad -"Si, claro..."- y por la de todos. - Dicho esto, esperó a que el cuernudo hiciese acto de poder, o que alguno de los otros preguntase/dijese/hiciese algo.

_________________
Duke`s Symbol
Dies irae malleus maleficarum est

Hey, Invitado, no lo ocultes... sé que me amas
avatar
Duke Leblanc
Líder enemigo (Vampiro)
Líder enemigo (Vampiro)

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 07/08/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Kisho el Dom Feb 27, 2011 1:15 am

Astrid-chan se acercaba peligrosamente *Alto voltaje sexual* hacia Yo-chan y por tanto a mi, quien estaba por delante de ella. Mi pensamiento primario fue la de poner a Yo-chan delante de Astrid-chan a modo de escudo para que no pasara nada a mi. Sin embargo, no podía, soy demasiado majo ^ ^
Mientras tanto, Duke-chan y Yo-chan estaban disgustados con mi negativa ante el regalo del primer nombrado. Jopeee... Yo solo no quiero que me vigilen, no creo que fuese mucho. Aunque claro, localizarme así no iba a ser tan fácil; mejor para mi Cool

Astrid-chan continuó su camino hacia su presa inminente Yo-chan.
<< Joeeeer, que la viola de verdaaaaad O____O Debería de hacer algo por Yo-chan... Sí, debería... Pero ¿y si luego me viola a mi? So sorry, Yo-chan... Fue un placer conocerte...>> Pensé, mientras Astid-chan estaba prácticamente a nuestro lado y le hablaba a Yo-chan como quien se la quiere camelar. Que yo mucha puro soy, sí. Pero tampoco hay que pasarse, que mis añitos ya los tengo yo. En esto se "lanza" Astrid-chan hacia mi pelirroja compañera para darle un beso de morros, quien se balancea en mi hombro y rompe el pequeño equilibrio que tenía en mi, haciéndome balancear hacia un lado. Cerré los ojos, para no ver la caída y noté algo húmedo y suave... << Mierda>> Los labios de Astrid-chan. <<Ya puedo ir corriendo...>> Luego, un acto reflejo mío hizo que pusiera un pie ante el suelo y así recuperar el equilibrio.

- Yo-chan, no te columpies en mi - Dije, sonriente, haciendo como que el beso (rozadura del beso) no había pasado nunca y remarcando la "o" de Yo-chan, como solía hacer.

Luego, una mujer peliblanca, (que maja, como yo) se nos presentó, más bien le rememoró el nombre a Duke-chan,
<<alaa, otra que quiere sexo!>> Supuse que no era de importancia presentarme, por lo cual no lo hice. Aún así, seguí mantuviendo aquella sonrisa que no se perdía en mi cara, eso sí. Sin dejar de vigilar a Astrid por si quería hacer algo no muy bueno conmigo (<- Matarme, acribillarme, ese tipo de cosas).
Tras ella vinieron una suceción de bombas.
- Alaaa, que bonitoos, fuegos artificiales * -* - Dije en voz alta sin poder evirtalo, eran hermosos, como yo Cool

Un hombre cuernudo
<<Pobrecillo>> se apareció ante nosotros, como quien no quiere la cosa y sin presentarse. Pues vale, si él no se presenta, yo tampoco... Al parecer él era el que intentaba llamar nuestra atención con los fuegos artificiales, pero mi atención se desviaron más a ellos que a él.

Duke-chan nos dijo, luego de pasar casi olímpicamente del muchacho, que nos diviertiéramos en la academia, o eso escuché yo e__e

- Yey, Yo-chan, no vaaamos ^ ^ - Dije, mientras arrastraba a Yo-chan del antebrazo hacia un lugar cualquiera, me guiaba por mi instinto, por ahora, nunca me había fallado ^ ^
avatar
Kisho
Ángel misterioso
Ángel misterioso

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 24/12/2010
Edad : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Astrid Ventum el Dom Feb 27, 2011 1:01 pm

Mi mente divagaba por los más insospechados rincones del planeta. Ahora, con los ojos cerrados, me estaba imaginando cómo sería besar a Yoko Himura, la musa de la belleza. Me moría por saborear sus carnosos y deliciosos labios y... De otras cosas que no deberíamos hacer en público por el bien de las mentes puras, inocentes y el resto, que serían todos vírgenes seguro, porque tenían cara y cuerpo de no haberse comido un rosco en su desdichada vida.

Lo que no me esperaba yo, mientras me abalanzaba sobre Yoko, era que, en vez de a ella, estaba besando al idiota con pelo de escarcha que ella puso delante, sin darse cuenta, en un ataque de inocencia, para tener con qué protegerse del frío. Pobre criaturilla, ¿es que no se había dado cuenta del calentón que yo le podía provocar? Así estaríamos ambas contentas. Pero... NO. El angel, que no parecía un ejemplo de estufa, sino de nieve en estado puro, se tenía que entrometer en mi camino, cuando seguro que era de los que, de verdad, no se habían comido medio rosco.
Lo odiaba a muerte. Y de no estar Duke presente, su cabeza ya hubiese volado unos cuantos metros hacia mi derecha, al desenvainar mi katana. No obstante, no pretendía que el falso amo me tomase por ese tipo de persona. Más bien, como alguien leal y esas cosas que hacían falta para manipularlo. Con lo cual, la muerte del arcángel, debía esperar.

Tras el beso, acerqué mi boca a su oreja y susurré, de forma tétrica
-Durante el viaje a la academia, prepárate mentalmente para tu futura crucifixión... - breve y concisa, dejé caer mi amenaza de muerte, ignorando todo lo demás que había a nuestro alrededor por unos instantes, encolerizada, mirando como esos dos hacían su huida. Su huida patética, como en los cuentos de Disney y, al contrario que en ellos, no serían "felices para siempre."
¿Que por qué? ¡Por mi, claro!

Y por... -¡Fobos, Deimos! -llamé a mis cuervos, que se me posaron uno en cada hombro, cual cacatúa de pirata. Los tres observamos la huida de la diosa sexual y el pretendiente bolita de nieve, mientras mi mirada y mi modo de actúar les delataba a mis eternos compañeros lo que pasaba por mi cabeza y la mucha rabia que estaba conteniendo en mi interior, que se moría por explotar. O, más bien, Kisho moriría si explotase.

Entonces, me percaté de que habían llegado a escena un tipo con unos cuernos, que era donde residía su atractivo, deduzco, aunque no comprendo bien de hombres; porque sino no llevaría puesto algo tan rídiculo y degradante. Cuando le escuché desde lejos decirle a Duke que se quería unir a él, no pude reprimir una risilla despectiva. Seguro que él haría mejor equipo con Kisho, y así, yo podría llevarme a Yoko conmigo. Sí, lo propondría futuramente... Astrid, tía, eres una genio.

Me acerqué, con lentitud y fingida tranquilidad ante Duke y una mujer peliblanca -Argh, ¿es que parecerse a Kisho estaba de moda y yo no me había enterado, o qué?- que tenía un aspecto bastante intelectual. Demasiado intelectual para encontrase, justamente, entre esta pandilla de payasos, contándome a mi misma, en esta ocasión. Aunque, puede que, solamente, se tratase de su exterior. En cualquier caso, eso era lo que menos me interesaba en ese momento, reportaría acerca de su llegada y mis impresiones. No necesitaba mucho más sobre ella, por ahora.


-Lord Duke. Madame. Con vuestro permiso, me retiro a continuar con mi empresa... -y, de un salto, alcancé un árbol, cristalizado, por la cantidad de hielo que cubría sus superficie, desde el cual fui avanzando poco a poco. Fobos y Deimos volaban a mi lado. Nos dirigíamos al castillo del Joven Amo. Aparentemente... No.

avatar
Astrid Ventum
Ninfa Salvaje
Ninfa Salvaje

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Yoko Himura el Dom Feb 27, 2011 1:15 pm

Vale. Asimilando... Yo empujé a Kisho para que me cubriese del embate sexual de Astrid y, en vez de servir de muro, ¿terminó besado por Astrid? ................ ¡JAJAJAJJAJAJJAJAJAJJAJAJAJJAJAJAJJAJAJAJJAJA!

¡Esto era lo más gracioso que me había sucedido en la vida! Sin ir más lejos, Kisho estaba tratando de hacer ver que todo continuaba como si nada hubiese pasado y, Astrid, parecía haber montado en cólera e insultar a Kisho al oído, que a saber qué diantres le habrá llamado al pobre.
Me estaba riendo por dentro y creía que me moría de la risa. No obstante, mis constantes y continuados esfuerzos por no exteriorizarlo, solo hacían ver que tenía un labio recluído bajo otro. Estaba mordiéndolo, junto con la lengua, literalmente, ya que si me echaba a reir a carcajadas, quedaría todavía peor que el juguete sexual como el que me quería utilizar Astrid. No, espera... ¿Qué era peor? Shocked

Kisho me regañó por "columpiarme en él" y, por culpa de eso, no pude evitar soltar una pequeña risotada -Perdona, perdona. No era mi intención, pero que sepas que eres muy cómodo -dije, echándole más leña al fuego, cuyas cenizas amenazaban con volver a arder. Aunque, por suerte yo era quien más sabía de aquí acerca del fuego. Aunque, ni idea de lo que tiene que ver ^^

Luego Kisho me arrastró del brazo a SabeDiosDonde y, en medio de la huida pude ver a un individuo con cuernos, que parecía que venía a reclamarle nosequé cosa a Duke. Pero, ¿qué rayos ha pasado entre esos dos? Hacen una pareja horrenda... Sin embargo, la mujer de pelo blanco que Duke tenía al lado sí que hacía buena pareja con él. Pero, ¿cuándo había llegado? (¿?) Si hasta tenía un aire con Kisho. ¿Sería por ella que le había entrado tanta prisa? ... Nah, en ese caso, hubiese tratado de no exteriorizarla, seguramente.

Me despedí de los presentes con la manita libre y una sonrisa algo ridícula, de contener las risotadas. Así que, observando y conjeturando, del aburrimiento, me dejé arrastrar a un lugar no conocido y, algo me decía, que para Kisho tampoco lo era, precisamente.
avatar
Yoko Himura
Súcubo misteriosa
Súcubo misteriosa

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 25/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Refill S. Phylicks el Dom Feb 27, 2011 1:42 pm

Observé que unos cuantos objetos no identificados explotaban en el aire y dubité acerca de lo necesaria que podría llegar a ser una barrera mágica para cubrir a Lord Duke. No obstante, no pareció necesitarla, así que me desentendí del tema en cuanto me cercioré de su seguridad. Al parecer, un sujeto, que parecía exponer un 60% de genoma bovino en su cuerpo, que llevaba cuernos en la cabeza, parecía ser el causante de ese estúpido destello que, sí, a todos nos había llamado la atención, pero era difícil que en el buen sentido. Aparte de ello, los artificios mágicos siempre terminaban siendo los más eficaces que los suyos, físicosy favorecían al tema económico, ya que no era necesario emplear dinero en conseguirlos...

Tranquila por naturaleza como yo era, ni me inmute ante la demostración de aquel individuo. Lo único que provocó era lo que siempre sucedía, tratándose de mi cerebro: Pensamientos ágiles, concretos y conclusiones. La conclusión en este caso era que éste demostraba una supina estupidez. Sin embargo, permanecí observando, con ojos cargados de neutralidad.

De mis cavilaciones, me sacó el hecho de que Lord Duke sí que me recordaba y que, sin ir más lejos, había tenido el detalle de besarme la mano. Me ruboricé, ligeramente, y me llevé la mano libre a la mejilla que correspondía a su lado, disimuladamente
-Agradezco vuestra amable bienvenida. ¡Tengo tanto que contaros! Y doy por sentado que vos no podréis quedaros corto, milord. Este lugar ha cambiado desde mi última visita, incluso, la gente que lo frecuenta -comenté, mirando alternativamente, un par de veces, hacia el joven-vaca y la escena amorosa tan molesta, pero que procuraba ignorar, y que se estaba dando lugar un poco más lejos de nuestra posición. Aunque, no tanto como para perderse detalle.
Escuché la conversación de Duke con el recién llegado
-Entonces, si ese es el caso, esperaré a que vuestras obligaciones se esfumen... -le dije, con una leve sonrisa, mientras analizaba al sujeto por su modo de actuar y de hablar. Era un extraño y curioso ser, sin duda. Conocerle me podría ayudar en mi investigación.

Entonces, escuché un grito, ante el cual roté las pupilas. Al girarlas, vi que era aquella acosadora de primera categoría, que invocaba a unos cuervos. Debían de ser sus compañeros de viaje y de batalla. Ojalá no fuesen tan ruidosos como ella...
La mujer ninfe se despidió para poder continuar con su tarea. Eso es, ya iba siendo hora de que relegase los asuntos personales y se pusiese manos a la obra
-Hasta nuestro próximo encuentro, querida -la despedí, con una falsa sonrisa. Poco podría tener de "querida" ,para mi, la gente tan escandalosa y maleducada, que no respetaba los deseos de la persona a quien amaba y no se supeditaba a sus designios.

Al parecer, ahora, las mujeres jóvenes no tenían ni idea de cómo deberían de satisfacer, realmente, a un caballero, ni tampoco a una señorita.


avatar
Refill S. Phylicks
Licántropa misteriosa
Licántropa misteriosa

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 18/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Lambo-San el Dom Feb 27, 2011 4:01 pm

Lambo adolescente asentía lentamente a cada palabra que el rubito le dedicaba, explicándole lo que tendría que hacer para unirse a esto... que, ahora que se paraba a pensarlo, ¿por qué se unía? Tshé, puede estar interesante... ¡y seguro que con ello podría mejorar y aprender muchas cosas! - Oh, discúlpeme Lord... Mi nombre es Lambo, a su servicio... - Dijo al fín, cerrando uno de sus ojos al inclinar la cabeza, y cerrar uno de sus ojos en un acto de costeía, pero demostrando el estilo y pasotismo del moreno.


- Sayoonara - Se despidió, al ver que todos huían sin ver su demostración de poder. En fín... así quedaría como un secreto entre Duke y la peliblanca Wink Y, sin perder más tiempo, se alejó de los antes dichos para encararse con una columna de rocas, bastante grandes y sin duda con una dureza casi inquebrantable. Casi... - ¡¡Electtriko Cornatta!! - Dijo en alto, apuntando con los cuernos de su cabeza a los montículos de piedra. Su cornamenta, que parecía arrebatarle la poca luz que quedaba en el ambiente, tardaron tan solo un segundo en salir disparados, con algo brillante a su alrededor... se trataba de electricidad. Casi no daba tiempo de poder apreciar esos dos cuernos, ya que a la velocidad del rayo - y nunca mejor dicho - impactaron contra las rocas, destrozándolas por completo. Tan solo quedaba polvo, y aún por encima eléctrico.

Lambo se quedó mirando su obra. En realidad lo que pretendía era escribir con los rayitos el nombre de Duke encima de la piedra, pero eso también quedaba bien... potencia absoluta (?) Aún así, dejó sus demostraciones para voltearse a mirar a los dos que quedaban, con una gran cara de satisfacción consigo mismo. Esperaba que eso fuera suficiente, le gustaba ser una caja llena de sorpresas Cool
avatar
Lambo-San
Extraño ser
Extraño ser

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 19/02/2011
Edad : 23
Localización : ¡Dónde haya comida!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Duke Leblanc el Dom Feb 27, 2011 8:36 pm

Duke despidió a todos con un gesto elegante de su cabeza, y sus mechones de pelo dorado ondearon al viento con ese movimiento. Luego, lanzó una breve mirada a Refill, que llegaba perfectamente para transmitirle la curiosidad que tenía sobre las palabras que la peliblanca acababa de transmitirle. Tsk, cierto, aún quedaba el extraño individuo con cuernos. Giró sobre sí mismo para observarle. Vaya, ahora se digna a presentarse, tsk. - Bien, mucho gusto, Lambo... - Sus padres no debían de quererle, como para poner ese nombre tan raro.

Al escuchar el grito, y acto seguido, ver los cuernos saliendo disparados, para cargarse unos montículos de piedra... SUS MONTÍCULOS locura eso si, fuerza tenía el cabrón. Con un gesto de la mano, Duke recolocó las piedras, como si jamás hubiesen sufrido accidente tan atroz, y se giró aplaudiendo al Lambo. - Perfecto. Eres digno de permanecer entre nuestras filas. Bien, esta organización busca la cohexistencia en un mundo mejor. Luchamos contra aquellos que han sido malos con nosotros, ayudándonos mutuamente. Claro que, quienes han sido verdaderamente malos, son unos residentes de una Academia Militar realmente poderosa, que es a la que tus compañeros acaban de buscar el rumbo. - Duke agarró el brazalete que Kisho le había devuelto, y se lo entregó a Lambo, asegurándose de ponérselo bien. - Muy bien Lambo. Ahora puedes reunirte con ellos y hacer honor a tu puesto. Las órdenes son las mismas que les dije a ellos antes. Espero que las recuerdes. Y ten cuidado, tu bienestar es lo primordial - <<Ni de coña>> pensó. Con otro gesto de su mano, hizo que Lambo desapareciese del lugar, hasta los exteriores de sus dominios, y luego se giró hacia Reffil. ¡Al fín estaban solos!

- Damisela... dukeleblanc

_________________
Duke`s Symbol
Dies irae malleus maleficarum est

Hey, Invitado, no lo ocultes... sé que me amas
avatar
Duke Leblanc
Líder enemigo (Vampiro)
Líder enemigo (Vampiro)

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 07/08/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Refill S. Phylicks el Miér Mar 09, 2011 1:15 am

Observé la partida de todos, espécimenes que acababa de analizar improvisadamente y, sobre los cuales, tenía suficiente información como para tratar de que no traicionasen a Lord Duke. Mi tan amado Lord Duke... Jamás permitiría que volviese a suceder tan desafortunado incidente como el que sucedio con mi supuesta sobrina. Nadie merecía ni un minuto de rencor, un segundo de su ira, nadie merecía ni una milésima de segundo de su atención. Lo cierto, es que me gustaba ser su centro de atención, aunque solo fuese durante un corto lapso de tiempo. Como ahora.
Me ruboricé, hasta ponerme algo más roja de lo normal, cuando me mostró su sonrisa seductora y su mirada, que encandilaría a cualquier mujer que se preciase. Entonces, no pude evitar llevarme una mano, en forma de puño, hasta la mejilla contraria a la del perfil que le ofrecía. Me empezaron a centellear los ojos, como si estuviese contemplando una obra de arte y, de hecho, estaba contemplando a la mayor de entre ellas
-Lord Duke... Me alegra que, por fin, podamos tener un íntimo momento de charla. Comenzaba a echar en falta vuestra tan agradable compañía -comenté, sin duda, embelesada y, muerta de contenta por estar allí, con él.

Luego, recordé qué excusa había buscado para volver a su lado, disimuladamente, y no parecer una arrastrada ni una desesperada. Un reporte. Un reporte que, al parecer, había despertado su curiosidad
-Antes de que se me olvide... Os traigo información de lo más fresca -introduje la información que estaba a punto de reportar, esperando que fuese de su agrado -Por fuentes fiables, he sabido que Gorgan Phylicks, un elemento, ciertamente, molesto y persistente como una cucaracha; ha decidido ir a la Academia. Como bien sabrá, milord, es el gemelo de Nyna, quienes separamos para que los planes nos fuesen más llevaderos. Al haberse criado por separado, al joven debió de entrarle algún tipo de curiosidad hacia ella que, esperemos, se le pase pronto. La está tratando de encontrar para desvelarle la verdad. Sin embargo, si no yerro, se quedará en la Academia, pues ha aceptado la vacante de "Profesor de Magia y de Historia". Dos en una -comenté, como gran resumen de todo aquello que había llegado a mis oídos en tiempo récord, pues mis espias, prescindibles, eran bastante eficientes. Aunque, como todos, prescindibles. Menos Lord Duke, claro. Proseguí mi relato -Se le podría considerar como un obstáculo, en algún momento. Su madre, ya sabe... La mujer de la que me encargué; lo educó correctamente y se ha convertido en alguien fuerte e intuitivo. Un fuera de serie. Hemos de tener cuidado. No obstante, dudo mucho que Nyna tenga idea de que Gorgan guarda cualquier tipo de relación con ella, pues las gestiones fueron realizadas por él... -finalicé, mientras le dejaba asimilar todo lo contado, esperando que, tras ello, me dijese cómo debíamos actuar. Sonreí, para darle pie a que comentase cualquier hecho o detalle que mereciese mención. Mientras, me perdía en sus ojos, rojos como la sangre fresca. Rojos y encarnados, como si siempre ardiesen, de furia y de grandeza. Amaba verme reflejada en ellos y lo amaba a él, por encima de todas las cosas.
avatar
Refill S. Phylicks
Licántropa misteriosa
Licántropa misteriosa

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 18/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Duke Leblanc el Vie Mar 25, 2011 11:01 pm

El viento azotaba los rubios y sedosos cabellos rizosos de Duke, haciendo que la escena tuviese un efecto ralentizado digno de las películas más melosas de los años antiguos. Sus ojos, como de costumbre, se clavaban en los de su interlocuror... en este caso interlocutora, profundizando en ellos y dejando su esencia en ello. Nada más escuchar las palabras de la peliblanca, Duke se acercó un paso hacia ella, con un rostro totalmente serio, algo que endurecía sus bellas facciones cutáneas; y una vez ella hubo parado de hablar, el rubio alargó su brazo con la intención de agarrar suavemente para alzar la barbilla de Refill...

... Pero se quedó en el camino, disimulando que se iba a ajustar la lujosa capa negra que caía por la espalda del Lord.
- ¿Información? Perfecto. Sabía que podía confiar en tí, pequeña... - Contestó, tan solo, para luego escuchar sin perder detalle la gran historia que Refill estaba a contarle. Historia que Duke se esperaba, tarde o temprano tendría que haber sucedido las acciones que la de cabellos puros estaba narrándole, aunque cuando más tiempo tardase, mejor. Resultaría mucho más beneficioso si Gorgan Phylicks hubiese tardado más tiempo en ir a buscar a Nyna, pero no podría pedirse todo en esta vida. Al menos, contaban con una gran ventaja: Ellos sabían donde estaba la Academia, lugar de residencia de sus enemigos; pero ellos, no sabían dónde estaban los dominios.

Según la información de Refill, Gorgan se trataba de un individuo mejor dotado de lo que Duke jamás hubiera imaginado. Aunque obviamente, él nunca se hubiera imaginado a ningún Phylicks siendo algo más que estorbo - salvo su Refill - por lo que el mero hecho de que alguno de ellos sirviese para algo más que como palillo para los dientes, era una "proeza" mayor para ellos, mínima para el rubio. - Bien. Un muy buen trabajo, como siempre. Tiene unas fuentes de indudable valor y eficacia dignas del trabajo al que están destinados a realizar. No hubiera podido encontrar nada mejor... y todo te lo debo a vos. - El tono de voz de Leblanc siempre había sido, con todo el mundo, fuerte y firme, demostrando su grandeza y la gran seguridad en su persona. Pero por el contrario, con Refill sonaba suave y susurrante, casi como seductora, como si buscase engatusarla con cada palabra mencionada. - Dejemos que nuestros "aliados" busquen la información necesaria dentro del recinto, y si consiguen sonsacar los poderes de cada uno de los integrantes de esa Academia del tres al cuarto, mejor. Nos vendría bien saber la especialidad de cada uno, con ello podría sacarse más sencillamente de lo normal los puntos débiles para poder lograr nuestras azañas. Debemos ver bien como reaccionan ambos hermanos ante "La plaga" y así, detallar mejores planes de los bocetos previos. Podremos tener la justa seguridad de que todos ellos harán un buen trabajo, sin dejar huella. - Finalizó, aunque sus últimas palabras no las decía convencido al 100%, sobretodo por culpa de ese Lambo, del cual poco podría saberse con respecto a su raza. ¿Qué se supone que era? ¿Y por qué había aparecido tan de repente? Si la misión marchaba bien, era muy probable que descubriese más cosas que las que el chico-vaca pretendía. Y eso, valía para todos los demás miembros del grupo, incluído Ulquiorra, al que más tendría Duke que tener vigilado. - Mientras... la noche es joven...

_________________
Duke`s Symbol
Dies irae malleus maleficarum est

Hey, Invitado, no lo ocultes... sé que me amas
avatar
Duke Leblanc
Líder enemigo (Vampiro)
Líder enemigo (Vampiro)

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 07/08/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Refill S. Phylicks el Miér Abr 27, 2011 11:57 pm

Posé una mano sobre mi melena, de media longitud, para que el viento dejase de tentar a mi flequillo con cubrir mis ojos y, así, bloquear la hermosa vista, que tenía ante mi, en esos precisos instantes. Embelesada como me encontraba, sólamente, podía pensar en mi amor y admiración hacia él. Y, también, en que me hubiese contentado con observarle, por siempre jamás, y velar por él. Idealizaba una relación hermosa... Si olvidamos el mero hecho de que, para conversar tengo que anular este embobamiento tan molesto y...
Maravillooooso... refill

No pude contener una sonrisa, cargada de un estúpido nerviosismo que delataba lo grabado en mi corazón
-No es nada que me tengáis que agradecer, Milord. Procuro que encontréis mi trabajo de vuestro agrado y a vuestra altura. Y así lo haré, por siempre -aseguré, mientras me esforzaba por que mis sentimientos no hablasen por mi boca. Transformé todo el cariño plasmado en mi habla, en una declaración de amor lealtad eterna, con mi sonrisa imborrable.
Escuché todo su relato, mientras, con cada palabra que pronunciaba, sentía cómo una nueva nota de sonido inundaba la melodía de mi corazón. Mis ojos relucían como perlas, al contemplar su magnificencia. Y, dicho resplandor era reflectido una y otra vez, de él, a mi; pues él brillaba con luz propia en medio de la oscuridad.
Asentí con la cabeza
-Sin duda, comprendo la táctica a seguir. Entonces, ya se verá cuál será el próximo paso según cuánto ha avanzado la investigación, una vez contemos con los datos de todos aquellos que se estén disponiendo a infiltrarse... -cavilé, aún sin estar del todo convencida de que aquellos peones fuesen de fiar. Eran alfeñiques ante él, pero eso no ocultaba el imborrable hecho de la magnanimidad de Lord Duke. Con un amo así, cualquiera trataría de aprovecharse. Es trágico, pero es lo que sucede siempre con los hombres de tan buen ver señores de dorado corazón, como él.

Lord Duke anunció su intención de aprovechar la noche y, entre miles de cavilaciones en las que salía él rodeado por corazones centelleantes, mis mejillas se encarnaron y todo mi cuerpo se tensó, levemente. El rubor delataba lo nerviosa que me sentía en aquel momento. Era superior a mis fuerzas... Quería que él king y yo queen , por fin, consumásemos nuestra unión, para así poder servirle también como mujer. Ya sea, física, o espiritualmente.
Había tratado de no olvidarme de ello, pero, por el contrario, no lo recordaba en absoluto. Había escrito un nuevo libro que, al publicarlo, terminó por ser un Best-Seller. Extendí mi mano hacia Lord Duke, con el libro en ella
-Es un presente, Mi Señor. Es la última obra que he escrito. No es nada del otro mundo, a decir verdad, pero espero que sea de vuestro agrado -desee, incluso desde mis adentros. Era un libro azul grisáceo con páginas y candado de oro, así como las ornamentaciones pertinentes en la portada. Era una edición especial, y limitada. El título, también escrito en oro, rezaba: "Más allá de la vida". Se trataba de una historia en la que se da un amor especial, que no sucumbe a la muerte y con... Ciertas características especiales. Era un amor de los que ya pocos quedaban, pero real como la vida misma. De ahí, lo paradójico. Y, obviamente, lo había basado en mis fantasías, en las que ambos vivimos mil y una peripecias. Aunque, él, seguramente no lo sabría. Sólo pensarlo, me daban ganas de suspirar, pero me limité a sonreír más ampliamente, aún con las mejillas encarnadas.

Cómo no se me ocurría que tema tratar, pues me daba miedo quedar mal ante Lord Duke, me limité a mostrarme complaciente para con sus deseos y a preguntar, tímidamente
-¿Hay algo en especial que deseéis hacer, Milord? -pregunté, a la espera de su respuesta.
Ay, si le dijese yo lo que quería... I love you
avatar
Refill S. Phylicks
Licántropa misteriosa
Licántropa misteriosa

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 18/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.