Círculo de reuniones

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Círculo de reuniones

Mensaje  Duke Leblanc el Mar Ago 10, 2010 4:57 pm



El lugar dónde todos los seres se reúnen y deciden sus futuros movimientos. Aquí los jefes también experimentan con la tecnología y ciencia, e incluso se atienden a las heridas. Sitio multifuncional, este lugar puede resultar engañoso si no se conoce bien de antemano, ya que las formas de la naturaleza cambian de la noche a la mañana, lo único que conserva su forma son los montículos de piedra dónde se resguardan todos.
avatar
Duke Leblanc
Líder enemigo (Vampiro)
Líder enemigo (Vampiro)

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 07/08/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Duke Leblanc el Lun Dic 27, 2010 3:22 pm

Era por la mañana. Los árboles y las montañas, la igual que la gran mayoría de las rocas, habían cambiado sus lugares durante la noche, como si tuviesen una vida similar a la de los animales que los habitaban y pudieran desplazarse a sus anchas. Nada quedaba nunca igual, a excepción de esa "base" dónde Duke y sus secuaces se resguardaban y mantenían su guarida.

Estaba cansado, cansado del aburrimiento que llevaba encima... ¿cuánto pensaban tardar esos imbéciles? ¿Cómo osaban hacer esperar a un DIOS? Duke estaba sentado en su "trono" - debía de tener uno en cada lugar que pisaba - golpeando los dedos en uno de los posabrazos dejando notar la impaciencia que tenía. No le gustaba que le hicieran esperar... eso retrasaba mucho sus planes, y no estaba para retrasos, aunque la gran mayoría de sus secuaces tenían alguno que otro.
-¿¡¡Dónde puñetas está Ulquiorra!!?-Golpeó el antebrazo con el puño, rompiéndolo. Duke le dirigió una mirada cargada de odio, se levantó del asiento, y lo pateó. Después de que cada partícula de lo que había sido su trono se hubo posado en el suelo, recordó que Ulquiorra era independiente... que solo estaba aliado con él por algo a cambio... y deseo tener otro trono, para patearlo también.

No pasó mucho tiempo, para que el señor oscuro se posase en una roca alta, con unas vistas excelentes del entorno, fijándose en la naturaleza e intentar ver cómo iba cambiando a cada segundo que pasaba. El verlo, como las montañas se movían o los ríos cambiaban su recorrido, era imposible a ojos de cualquier, y eso no le gustaba nada... él era superior, ¿por qué no lo podía ver? Era el ser más poderoso del mundo... tenía su privilegio en ello. Se levantó y pateo la roca, destrozándola. Ahora esperaba en pie.

_________________
Duke`s Symbol
Dies irae malleus maleficarum est

Hey, Invitado, no lo ocultes... sé que me amas
avatar
Duke Leblanc
Líder enemigo (Vampiro)
Líder enemigo (Vampiro)

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 07/08/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Yoko Himura el Lun Dic 27, 2010 3:45 pm

Seguí caminando, con todo mi pasado en mente. Me preguntaba si mi hermana estaría muerta ya, por fin. Sería difícil que no fuese así, pero una parte de mi esperaba que no hubiese sucedido. Solamente yo tenía derecho a matar a mi familia, esa era la intachable verdad y el destino que yo misma había elegido... Tiempo atrás, cuando todavía no poseía la fuerza necesaria para llevarlo a cabo. Ahora sí que podía, pero lo primero era lo primero: Buscar ese lugar al que, supuestamente, pertenezco. Me acerqué, pues, a una zona donde vi un montón de pedruscos apiñados, formando una fortaleza... Pues si que era raro el tipo que me envió el sobre si vivía aquí, ya podía tener un castillo que, al menos, estuviese construído con sillarejo o sillar de piedra, macho.

Mi vista se fijó en un extraño individuo, un "Ricitos de Oro", de ojos inyectados en sangre y de aspecto imponente y tan adinerado como el de Padre y Madre. Deduje que había sido él quien me había enviado el sobre y lo puse a la vista. Entre mi dedo índice y el pulgar lo mantuve sujeto y alcé la mano, de modo que él comprendiese que se lo estaba enseñando. Mi mirada irascible y, a ratos, agresiva, se posó en aquel individuo, a la espera de algún tipo de respuesta. No esperaba que me fuesen a hacer perder el tiempo. No merecía un Señor tan molesto, ni siquiera amigos tan molestos. Si no me atendía pronto... Qué situación tan problemática para todos.
avatar
Yoko Himura
Súcubo misteriosa
Súcubo misteriosa

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 25/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Kisho el Lun Dic 27, 2010 4:06 pm

Tras recordar lo que me había pasado en mis 17 años de vida, una vida corta, aunque bella y destructiva, empecé a andar por una especie de río repleto de sangre. Los vampis-chan estarán por aquí ^ ^ , me figuré. Rodeando al río estaba la nieve, helada, tan imponente como siempre, tan preciosa... Tan como yo ^ ^
Un poco más de caminata hice y llegué a un lugar donde me perdí. Estuve allí un par de horas, al parecer las cosas cambiaban de sitio. Harto de tonterías y, ciertamente, para decorar el lugar, empecé a congelar todo lo que me rodeaba, el hielo titiritaba y un camino, tembloroso, se abrió ante mi. Al final de este se encontraban un par de árboles congelados, como todo el lugar... Me parece que me pasé con la decoración. Mostré una sonrisa y cerré los ojos, de alegría.
Poco a poco que me acercaba a aquel lugar menos congelado, donde se encontraba el árbol y demás, lograba distinguir una silueta, femenina. Su presencia era bastante imponente, me agrado.


- Hi, soy Kisho. - Me presenté con una sonrisa. La mujer parecía que miraba algo y mis ojos siguieron a los suyos hasta un hombre, rubio, aparentemente adinerado, en una pose heróica en una piedra. Volví mi vista a la muchacha, tenía la carta en la mano.

<<¡Oh vaya! ¿¡Donde la puse!?>> Empecé a rebuscar por mi chaqueta, tras rebuscarla durante un par de segundos, la encontré en el bolsillo de adentro. Entre el dedo índice y el mayor la sostenía.
- ¿Eres el jefazo? - Le pregunté, al tipo con pose heróica. Con mi vital sonrisa.
avatar
Kisho
Ángel misterioso
Ángel misterioso

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 24/12/2010
Edad : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Duke Leblanc el Lun Dic 27, 2010 4:25 pm

Duke al fín percibió una presencia penetrando en sus dominios, y luego una sombra moverse... para dejar lugar a una súcubo, que decidida se acercaba a él con el sobre en manos. No dijo nada, tan solo le miraba, algo que molestó profundamente al señor oscuro, ¿dónde estaban los buenos modales a los que tenía la gente que dirigirle a los seres importantes? ¿Quién podría ser más importante que él? Tché, desde luego... eso cambiaría. A pesar de su debate mental y de su obvio enfado por el comportamiento irrespetuoso de la muchacha, el rostro del vampiro estaba totalmente serio, reflejando su poderío y total poder.-Ohayoo gozaimasu, Súcubo-San... como debe de saber, mi nombre es Duke Leblanc, servidor que ha enviado el sobre que entre sus manos sostiene.-Empezó a hablar, haciendo gala de su voz varonil con tono de clase. En otras palabras, pijerío, pero amenazante... MUY amenazante.

Y más amenazante se volvió, cuando un peliblanco apareció al lado de la joven, al menos este sí se había presentado... pero no a él, a Duke, al DIOS del universo. Con un leve movimiento de la cabeza, apartó varios mechones rizosines rubios que caían por delante de sus rojos ojos, aunque uno de esos mechones volvió a su posición inicial, revelándose contra sus nuevas órdenes dictadas. Duke enarcó una ceja al tal Kisho, e hizo un esfuerzo por sonreir, enseñando sus dos colmillos. "Tienes que ganártelos, recuerda Duke, eres genial, camélatelos como hiciste con Ulquiorra..."
-Bienvenidos a mis dominios. Si, soy "el jefazo", la persona que hará que este mundo podrido y lleno de miserables cambie y viva por y para nosotros. Poseo un poder que hasta los reyes envidiarían, el viento sopla a mi favor y la fortuna me sonríe... solo me falta, por ello están ustedes aquí, aliados. Gentes que comparten mis ideales y con los que poder compartir mis éxitos. Claro está que... no todo es cuestión de principios o ideales. Deben demostrar que son dignos de merecer un puesto entre nuestras filas...-Cesó de hablar. No se movió. Tan solo se quedó mirando a los dos energúmenos para analizar sus reacciones, y esperar a escuchar lo que fuera que tuvieran que decir.

_________________
Duke`s Symbol
Dies irae malleus maleficarum est

Hey, Invitado, no lo ocultes... sé que me amas
avatar
Duke Leblanc
Líder enemigo (Vampiro)
Líder enemigo (Vampiro)

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 07/08/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Ulquiorra Nightmare el Lun Dic 27, 2010 4:33 pm

Lo sabía. Absolutamente todo. Duke le había avisado días anteriores de la reunión que se iba a producir en el círculo de reuniones, el reclutamiento de nuevos servidores para la causa. Ulquiorra no se iba a perder el espectáculo, era bastante selectivo entre las basurillas que pululaban por el mundo... a parte de que no confiaba en Duke - no confiaba en nadie - y ¿quién sabe? podían estar planeando algo contra él, que era lo único en lo que no confiaba. En lo referente al ejército le daba igual, el mismo Duke elegía bien a sus seguidores... a parte de que si el rubio caía, él se salvaría, puesto que no le importaba lo más mínimo su dominación mundial. ¿Para qué hacerte con el mundo, cuando no significa nada para tí? Eran chorradas.

Ulquiorra caminaba lenta pero constantemente, parecía que se deslizaba por el suelo. Su melena azabache ondeaba con el bien, y sus ojos se mantenían fijos en las tres figuras a la distancia... que poco a poco se iba acortando, hasta llegar a su destino.
-Duke... vosotros...-"Saludó" él, arrastrando las frías palabras que salían de sus labios negros. No hizo nada más, salvo quedarse en pie a tres pasos del grupo, con las manos en los bolsillos blancos como si el tiempo no corriese para él.
avatar
Ulquiorra Nightmare
Vampiro Príncipe Sangrepura
Vampiro Príncipe Sangrepura

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Localización : En tus pesadillas...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Yoko Himura el Lun Dic 27, 2010 4:46 pm

Observé al imponente anfitrión mientras me saludaba, pretendiendo implícitamente intimidarme. Parpadeé con calma, alguien debería enseñarle a este hombre que no todos somos títeres atemorizables, al menos los súcubos no dábamos ese tipo de perfil, por norma general. Permanecí inmóvil, cruzada de brazos, escuchando atentamente, hasta que el "Anfitrión" dio final a su discurso para conmigo. Asentí con la cabeza a sus palabras y me descrucé de brazos, sin perder mi aura agresiva.

Entonces, fue cuando escuché el sermón que soltaba para ganarse aliados. No sonaba mal, y parecía que el tipo tenía agallas y poder.... No necesitaba nada más para convencerme, ya todo estaba dicho, por su parte -Kisho, Lord Leblanc. Mi nombre es Himura Yoko y, efectivamente, he venido en respuesta a la llamada que se me hace en este sobre. No hay nada que ansíe más que un destino, forjar un camino a través de la sangre, la agonía y la fuerza bruta. Mientras pueda descuartizar a unos cuentos inútiles, poco me importan los detalles intelectuales. Así soy, así me presento y así me ofrezco a aliarme con vosotros- contesté, con una sinceridad aplastante y ojos rojos centelleando, con un aire demoníaco. Ejecuté una reverencia y me alcé cuando vi llegar a un individuo, ante quien permanecí alerta y mi espada rugió. La contuve con la mano, como si fuese un león, a la espera de que lo soltase.

-¿De qué... consta la prueba para demostrar que somos dignos?- pregunté, directa, sin perder de vista al pálido sujeto que se aproximaba, sin ni tan siquiera darnos su identidad, cosa que no me desagradaba. Lo que me molestaba era el saber de su poder con solo mirarlo. Mi espíritu no podía estarse quieto, por eso mi agresividad se canalizaba a través de todos y cada uno de los filos fragmentados de "Agrael", sus runas de fuego resonaban...
avatar
Yoko Himura
Súcubo misteriosa
Súcubo misteriosa

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 25/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Kisho el Lun Dic 27, 2010 5:03 pm

Con una destellante sonrisa, mostrando mis dientes, blancos como la nieve y ciudados como el más preciado de los materiales, escuché atentamente todo lo que Duke-chan nos contaba. Al poco tiempo, la súcubo se presentó.

- Hi, Yo-chan. - La saludé, con una sonrisa. Tras un breve tiempo, una cuarta aura apareció. Yo, al ser ángel, la noté primero, era un vampiro sangrepura. Miré en la dirección de donde venía el aura, mientras seguía escuchando el discurso de Duke-chan. El propósito era dominar el mundo... Bueno, no estaba del todo mal, no señor. Sin embargo, ¿me sirviría de completo ser un segundo al mando? Que se lo cree él...

Mi sonrisa bloqueaba mis pensamientos, por si alguien intentaba leerme la mente, o algo por el estilo, con esta gente nunca se sabe lo que puede llegar a pasar, mejor prevenir que curar ^ ^ .
- Duke-chan, ¿quien es ése? - Dije, señalando en la oscuridad, tras un breve tiempo, cuestión de segundos, apareció aquel vampiro sangrepura.

Luego, Yo-chan dijo algo sobre una prueba, se me quedó la misma cara que cuando no encontraba mi sobre... Oh vaya... No sabía que había alguna prueba, en mi carta no ponía nada de eso. Y me da pereza hacer nada T_T
- ¿Acaso no es suficiente prueba haber llegado hasta aquí? - En un instante, sonó como una explosión, el hielo se había quebrado, por suerte nosotros estábamos en un lugar donde el hielo no había llegado.

- Mia culpa ^ ^ - Admití alegre. Tras esto, me quedé mirando la reacción de todos los que se hayaban en aquel lugar. El vampiro desconocido, Yo-chan y Duke-chan, con dicha prioridad, como no, siempre manteniendo mi alegre vitalidad, siendo demostrada por mi sonrisa.
avatar
Kisho
Ángel misterioso
Ángel misterioso

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 24/12/2010
Edad : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Duke Leblanc el Lun Dic 27, 2010 11:16 pm

Y justo cuando acababa su discurso que tan bien le había quedado, Ulquiorra se dignaba ha hacer presencia en la reunión. Duke le miró e inclinó levemente la cabeza, haciendo un pequeño gesto de cortesía a modo de saludo, mientras le despotricaba mentalemente. Un cotilla, eso es lo que era ese vampiro, un maldito cotilla... pero no podría decirle nada al muy hijo de su... ¿de quién sería hijo? ò.ó de nadie... ¿no? Jé, por eso no era tan dios como el rubio, porque había nacido de sí mismo y eso tenía que dejar tonto a cualquiera (?) Dejó de lado al moreno para prestar toda su atención en la súcubo. Le gustaba su pose, cómo hablaba y la determinación en la mirada... y resultaba ser educada, al fin y al cabo... seguro que al principio le había dado vergüenza presentarse a un personaje tan digno como lo era el señor oscuro Cool

Por el contrario, el chico peliblanco era... extraño. Su sonrisa y su forma de dirigirse con "chan", no solo molestaba en pequeñas proporciones, sino que era realmente perturbador.
-Como dijo la señorita Himura... no solo me gustaría conocer vuestras personalidades, sino las habilidades. Tener bien en cuenta lo que son capaces de hacer, que sin duda serán grandiosas cosas... ese hielo rompiéndose me lo ha confirmado, en parte.-Contestó Duke, ladeando el rostro para clabar su rojiza mirada en ambos los presentes. Ignorando a Ulquiorra, que debería estarlo pasando bien.-La prueba consiste en batallar entre vosotros dos. Algo sencillo, y eficaz. Pude apreciar que ambos son de elementos némesis, y eso siempre da muy buen jugo puesto que nunca se espera cual es más fuerte... así que, todo depende de vosas habilidades. No se preocupen por las heridas que puedan ocasionarse, poseemos sistemas de sanación tan elevadas que quedarán mejor que antes del combate^^-Tras ello, Duke giró sobre si mismo haciendo ondear su melena en ello, caminando pausadamente hasta situarse al lado de Ulquiorra. Desde ahí vería sin perder detalle la batalla entre ambos... que duraría poco, solo era para ver sus cualidades y analizarlos, no necesitaba mucho más siempre que los jóvenes diesen todo de sí.

_________________
Duke`s Symbol
Dies irae malleus maleficarum est

Hey, Invitado, no lo ocultes... sé que me amas
avatar
Duke Leblanc
Líder enemigo (Vampiro)
Líder enemigo (Vampiro)

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 07/08/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Yoko Himura el Mar Dic 28, 2010 12:21 am

Me irritó sobremanera que Kisho me pusiese un apodo tan estúpido como "Yo-chan". La verdad es que sonaba incluso degradante; ¿con quien se creía que estaba hablando, con una niña pequeña o con una mujer cualquiera? Para su desgracia, con ninguna de ambas opciones, y segura estaba de que le hubiese encantado, pero yo no permitiría tales confianzas de buenas a primeras. Aún estando enfadada, evité con todas mis fuerzas torcerle el gesto y atendí a Lord Duke y a su explicación.

Al final comprendí que lo que deseaba era una batalla amistosa, pero no por ello débil, más bien al contrario; el fin era vernos en acción para comprender nuestro poder y, en efecto, nuestros elementos eran contrarios, así que aparte de nuestra fuerza, el azar se vería de por medio en la batalla. No me desagradaba la idea... Era pura investigación. Si conocía bien a mis "amigos", poco podría temer de mis enemigos.

Agrael no dejaba de retorcerse, su ansia de batalla no le permitía otro tipo de respuesta ante un reto en toda regla, como lo era este. Sin embargo, mi mano continuaba amansando a la espada, por ahora. Sería una lucha justa y con honor, cómo siempre había sido conmigo de oponente, así que debía de dar aviso antes de atacar -Entendido- contesté, sin confiarme para nada, siempre alerta. Aparte, el hecho de tener expectadores no me permitía relajar un solo músculo.

Me situé frente al peliblanco, en una rígida pose, conteniendo la agresividad de mi espada. Hice una leve inclinación de cabeza, como muestra de respeto y aviso del ataque inminente -Demos comienzo... ¡A la batalla!- y, entonces, si que solté a Agrael, dotándole de libre albedrío, para que desatase toda su furia contra el oponente. Para no comenzar mostrando todas mis cartas, hice que el fuego recorriese todas las runas ígneas dibujadas en la superficie de los fragmentos en los que estaba dividida Agrael, y que emergiese por ellas, creando una especie de "lengua de fuego", que se dirigía hacia Kisho para abrasarle. Me intrigaba qué haría ese, aparentemente, amable individuo.
avatar
Yoko Himura
Súcubo misteriosa
Súcubo misteriosa

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 25/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Kisho el Mar Dic 28, 2010 12:58 am

Observé la reacción de todos, el señorito vampiro que no se presenta, no movía ni un ápice, tenía los músculos relajados, pero listos para ser tensionados, o eso me aparentó a mi. Quien no borraba mi típica expresión, viendo a aquel vampiro éramos totalmente lo contrario, lo que me hizo esbozar una pequeña carcajada.
También estaba la muchacha, Yo-chan, quien parecía muy nerviosa... Al parecer tocaba algo, como acariciándolo, al ser una súcubo no quise saber más. Igual estaba haciendo cosas... Impropias del momento, mejor no saber O//O
Por otra parte, y por última, estaba aquel "señor supremo", si señor, eso era lo que se creía. Me pareció muy majo, ya no se encuentran gente con una fuerte creencia en sí mismos tan grande como él. Dicen que es ego, ¡bah! ¡tonterías!

Estaba explicándonos de que nos tendríamos que pelear entre nosotros...
- Jopeee... Yo no le quiero hacer daño a Yo-chan... - Dije, mientras le revolvía el pelo. - Pero si se tiene que hacer, se hará ^ ^ Procuraré no pasarme Yo-chan. - Dije, cariñosamente, con una sonrisa.

No pretendía utilizar tood mi poder y creo que Yo-chan tampoco, sería muy imprudente enseñarle "todo lo que tengo" a alguien al que luego puedo traicionar y así, obtener el poder total sobre todos... Duke-chan... Duke-chan... Fíate de mí y de mi hermosa sonrisa, ése será tu último fallo, amigo mío ^ ^
Entre tanto, Yo-chan, tensa cada músculo de su ser, me avisaba de que iba a venir a por mi. Muy buenos modales, sin duda era una mujer con un honor elevado. Aunque eso no le serviría de mucho, con una sonrisa, expresé aquel pensamiento.
- Ser honrada no te salvará la vida, en la guerra no te van a avisar que empezó, sino que te atacarán directamente. - Finalicé.

Con bruscos movimientos, elegantes a la vez que ligeros, esquivé todos los golpes de aquella especie de espada alargable y extraíble. Primero a la derecha, luego me agaché y para finalizar media voltereta lateral. No se sabe como, pero acabé en las espaldas de Yo-chan puse mis manos en sus hombros, y empecé a darle unos masajes, estos masajes evidentemente iban con trampa, un aura de hielo rodeaba mis manos, las cuales empezaron a entumedecer los músculos, hombros sobre todo, de la súcubo.

Empujándola me dejé impulsar hacia atrás por la fuerza ejercida. Ahora mismo estábamos a un par de metros, la cosa no acababa de empezar. Seguramente Yo-chan se descongelaría con su aura ígnea asi que no perdí el más mínimo tiempo y empecé con mi siguiente ataque. Pasé las manos por el aire, en aquel momento, partículas de aire húmedo empezaron a vibrar y a unirse entre sí, produciendo lo que conocemos como hielo, esto en forma punzante. Con un rápido y preciso golpe en el punto de apoyo de las escarchas de hielo, los envié contra Yoko. ¡Y todo esto, sin perder mi brillante sonrisa! ¡Pero que hermoso soy!
avatar
Kisho
Ángel misterioso
Ángel misterioso

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 24/12/2010
Edad : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Yoko Himura el Mar Dic 28, 2010 3:03 pm

No me interesaba la opinión de un larguirucho-mantieneapariencias sobre la guerra. Mi honor era prácticamente lo que me quedaba y fulminándole con la mirada, le expresé mi descontento por tan inapropiado comentario. Incluso, me había revuelto el pelo y tratado como una niña.... Tsk, tenía que olvidarme de sus intentos de desatar mi ira, lo importante en este caso era "quedar bien", como el muy pazguato del peliblanco estaba consiguiendo. Me concentré...

Y me desconcentré... Cuando unas manos congeladas me masajearon los hombros y mis músculos comenzaron a dejar de responder. Entonces, Agrael se encolerizó tanto como yo misma. Yo concentré mi aura ígnea, que fue incrementándose por los rugidos de la espada, llena de ira. Ahora, los mandobles iban acompañados de fuego, pero eso no era todo:

Para poder bloquear los pedazos de hielo picudo (¿?) que estaban a punto de impactar sobre mi, hice girar a Agrael sobre mi misma, como una espiral. Aparte de su fuego, de mis manos fluía energía eólica, que alimentaba el fuego a mi alrededor y lo hacía crecer poco a poco, llegando a parecer una miniatura de tornado de fuego con el que, supuse, el hielo no atraviesaría. Mi mayor debilidad era la defensa, e intentaba que el veloz peliblanco no me pillase baja de guardia en ello, de nuevo. Mi ira me obligaba a ir algo más en serio...

-¡Issen!- grité esta palabra japonesa, y mi espada comenzó a rugir con mayor fuerza que antes. Me elevé en el aire, a no demasiada distancia del suelo, con Agrael todavía ardiendo desenfrenadamente alrededor de mi cuerpo, puede que más que antes. Entonces, me lancé de lleno hacia Kisho, tratando de impactar de lleno. Al menos, debería de causarle un mal menor, pese a su fuerza.
avatar
Yoko Himura
Súcubo misteriosa
Súcubo misteriosa

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 25/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Duke Leblanc el Mar Dic 28, 2010 3:35 pm

Duke observaba casi sin parpadear el enfrentamiento entre sus nuevos reclutas. No le interesaba si eran honrados o no, solo quería resultados por parte de ellos, sin importar los medios por los que los consigan... solo quería lealtad de su parte, nada más.

La batalla había empezado bastante bien... la muchacha daba buenas estocadas, y el joven las esquivaba limpiamente. Y para sorpresa del señorito, Kisho pudo esquivarlas todas (o.o), y luego aparecer detrás de Yoko y seguir actuando. Aunque, la respuesta de Yoko era digna de admiración, aunque enfadarse de esa forma podía resultar peligroso para todos. Alzó sus dos manos, y de una palmada impidió que la poca vegetación que podría integrarse en el círculo de piedra no se quemara por todo el fuego que la súcubo soltaba.


~ Recuerden que no son intocables ~

_________________
Duke`s Symbol
Dies irae malleus maleficarum est

Hey, Invitado, no lo ocultes... sé que me amas
avatar
Duke Leblanc
Líder enemigo (Vampiro)
Líder enemigo (Vampiro)

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 07/08/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Kisho el Miér Dic 29, 2010 12:05 am

La súcubo me intentó intimidar, o eso me pareció, no lo sé soy demasiado majo para darme cuenta de lo que me intentara comunicar; por tanto le respondí con una amable sonrisa, propia de mi. Al parecer, le había molestado que le revolviera el pelo... Pero no me quedaría otra si hubiera un caso de emergencia o si me aburría en mitad de la batalla. << ¿Porqué no podemos fingir que nos matamos y ya? Estoy cansado y me da pereza pelear T_T >> Pensé, aunque no. Ella no querría...

Como había previsto, Yo-chan se había liberado con una facilidad sorprendente (aunque no tanta), del hielo que le había implantado en sus firmes y tensos hombros. Movió su cuerpo con una agilidad y flexibilidad digna de grabar y verlo en un cine, con palomitas y todos; claro, era una súcubo a saber que posturas habría tomado anteriormente...
Y no solo era ágil con el cuerpo... ¡Sino que también con las manos!


- ¡Ala! ¿¡Fuiste mayorette!? - Dije, incrédulo, que bien le quedaba... Pero ese no era el tema, lo que sucedía era que, gracias a la fuerza del viento que provocaba aumentaba las llamas de su arma. - ¡Ala! ¡Que chuli! - DIje, acabando esto con una sonrisa.
Una duda me estaba molestando... << ¿Porqué atacó tan solo una vez? ¿Me estaría menos preciando? Jo... Yo-chan... T_T >> Pensaba una y otra vez, pero, en cuanto me descuidé, me avisó de que iba a venir a por mi en japonés. Que favorable para mi es que ella pelee con honor...

Pero me había vuelto a desconcentrar y ella ya estaba en los aires, dándo vueltas su arma sobre su cuerpo, formando así, otra vez, un torbellino de fuego... Al parecer se estaba tomando esto cada vez más en serio, esto sería una gran desventaja para mi. Pero si dejaba que mi sonrisa se desvaneciera, se notaría demasiado... Salté y me lancé a por ella, con el puño izquierdo, ya que si le daba con el derecho, descubriría mi auténtico poder...


- ¡Allá voy yo también! - Le avisé, para no estar tan calladito ^ ^

Por otra parte mi puñetazo, recubierto por nieve líquida debido al calor, tan solo logró apagar las llamas del arma de la súcubo, mejor dicho, tan solo logró apagar las cercanas, pues las que se encontraban a escasos centímetros de la empuñadura del arma. Por suerte para mí, un grave error mío, he de admitir, no me dió con el filo. La espada salió impulsada hacia atrás y yo, me caí hacia el suelo dándome un buen golpe.

Noté un escozor en la mano izquierda, la miré, heché una carcajada. Estaba sangrando y algo quemada, al parecer, no había logrado apagar todas las llamas antes de que llegara mi puño. Otro gran fallo mío. Me levanté y alcé mis manos hasta la altura de mis hombros, en posición como si fueran "alas" y cerré los ojos. - Uhum. ^ ^ - Carcajeé, de mis pies empezó a brotar el hielo. Abrí los ojos y los clavé en Yo-chan, el hielo se iba extendiendo por todo el campo, cada objeto que se encontraba a su paso, trepaba por él y lo congelaba, como la anterior vez, como sucedió con los árboles, pero esta vez, en gran escala, en cuaestión de un minuto, incluso menos todo el territorio de Duke-chan, estaba congelado.


- Ups, creo que me volví a pasar. Uhum ^ ^ - Admití, sonriendo y llevándome el dedo índice a la boca, bebí un poco de mi sangre, estaba rica, como yo (H). Luego de esto, toqué el suelo con mi mano derecha, este empezó a temblar de forma descontrolada, de él, salió un pequeño muro de cuatro metros hecho del precioso hielo y, cerca de donde Duke-chan se encontraba, un trono de hielo, de un hielo que no estaba ni frío ni caliente, sino que a una temperatura perfecta... Primero, quedar bien y ganarse la confianza, luego quedarme con lo que es suyo ^ ^
avatar
Kisho
Ángel misterioso
Ángel misterioso

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 24/12/2010
Edad : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Yoko Himura el Miér Dic 29, 2010 12:38 am

Durante el ataque llegué a preguntarme si el peliblanco estaría bien de la cabeza y si tendría el cerebro activo para algo más que sus delirios de grandeza, ya que el golpe que había recibido de lleno no parecía demasiado agradable. Nadie se hubiese lanzado en una ofensiva así, quiero decir. Y menos aún alguien que ha demostrado tener la agilidad suficiente para poder esquivarlo.

Aún por encima, con recochineos... hice que Agrael volviese a unir todos sus pedazos en uno, mientras miraba a Kisho fijamente. Tirado en el suelo y riéndose de haberme llamado "Majorette", pese a su puño herido, el cual lamía como un cachorro...

Me hubiese encantado rematarlo en ese mismo instante, pero no podía matarlo ni era tan ingenua como para creer que algo así fuese posible con tanta facilidad. ¡Maldito cínico peliblanco! En primer lugar, debía destrozar una pared de hielo para poder llegar hasta él. Alcé a Agrael, para desplegarla e irla llameando como a una rueda de fuego, y que así hiciese una brecha en el centro de la pared, que en ese mismo instante debería romperse por la mitad y dejarme paso hacia el cráneo del peliblanco.

¡Si sería imbécil el maldito pajarraco! Todos los ángeles eran iguales, se creían que por tener pluma, ya todos eran encantadores. Los aborrezco a todos... y a este, más.

avatar
Yoko Himura
Súcubo misteriosa
Súcubo misteriosa

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 25/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Kisho el Miér Dic 29, 2010 5:33 pm

Yo-chan parecía algo extrañada en cuanto referente a mi puñetazo, aunque no presté mucha atención a aquello, debido que la súcubo estaba reuniendo las partes metálicas de aquella arma para volverla una espada.
Al parecer, su mirada mostraba una cierta molestia, como si algo que yo hiciera pudiera molestarle. Sonreí.

Después mi pared cubrío mis acciones y las suyas. Puse más empeño en el hielo, quería pulimentarlo, así ninguno de los dos podría moverse... En verdad yo sí, porque controlaría el hielo y este me movería. Un grito, luego un golpe, como si se intentara destruir algo y, para finalizar, una brecha que se abrío en el muro.
- Jaja, nos vamos a moriiir jajajaja - Me reí. Ya que estaba agachado, intentado pulimentar el hielo, aunque no lo conseguía hice algo más productivo para la ocación. Un pequeño muro de hielo, el cual me protegería de los trozos de hielo.

La tierra empezó a temblar de nuevo, ya sabía lo que sucedería.
- Yo que tú correría ^ ^ - Le dije amablemente, mientras sonreía y me iba para el lado contrario de donde caía el gélido muro. El muro se estaba derrumbando y se nos caería en breves a Yo-chan y a mi, aunque por mi parte me daría menos, ya que estaba mucho más lejos.


Resoplé, por suerte no me había dado el muro, sin embargo había gastado muchas fuerzas... Esto de correr por el hielo es malo. ¡Y patinar tampoco podría! T_T Malditos relieves... Aunque es verdad, así quedaba más chulo What a Face
... Algo iba mal... Es como si em faltara algo de mi... ¡...! Con un ágil movimiento de mano, la nieve empezó a girar al rededor de esta y una flor emergió. Una preciosa rosa blanca, hecha de hielo... Con esta me las apañaré ^ ^
avatar
Kisho
Ángel misterioso
Ángel misterioso

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 24/12/2010
Edad : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Yoko Himura el Miér Dic 29, 2010 10:47 pm

Me impresionó la forma en la que caía el muro sobre mi y el modo en que la tierra que estaba a mis pies me impedía huir con toda la libertad que me hubiese gustado. Y al tío solo se le ocurre soltar que "Nos vamos a morir", con toda la alegría del mundo. Me pregunto si podría ser más imbécil... No, no, ni pensarlo. Esperemos que este fuese su límite.

-¡Uuoooh! Maldita sea...- No era momento de pensar, poco quedaba firme ya ante mi, lo cierto es que debería tomar su consejo de huir. Sin embargo, mi control complementario sobre el viento dejaba mucho que desear, así que no podía marcharme volando, aunque hubiese sido lo ideal. Lo único que se me ocurrió en el momento fue saltar, no demasiado alto para que no me diesen los escombros todavía, girar un poco mi abdomen y, con toda la potencia que podía desde mi mano, lanzar una pequeña ráfaga de aire en la dirección del antes muro, ahora amago. Al rebotar contra una superficie plana, el aire me impulsaría en la dirección contraria.

Lo cierto es que eso no pudo alejarme del todo de aquella zona pero, al menos, evité morir sepultada. Solamente unos cuantos escombros cayeron sobre mi, dejándome cortes superficiales en la piel. Me los sacudí al instante y me reincorporé, sin comprender del todo la maniobra del loco pelo-de-nieve. Aparte, sin venir a cuento siquiera, había sacado una rosa blanca.
Oh, venga ya, tío... ¿Se la vas a tirar a tu querido Duke? Porque es lo que te faltaba, so-pelota Rolling Eyes

Ya empezaba a hartarme su ridículo juego. Al principio, no me desagradaba seguirlo, pero ahora comenzaba a hartarme de veras. En mis ojos se podía apreciar una cierta rojez, aunque leve, ya que podía controlarme, de momento...

Hice lo mismo con el viento que la vez anterior, solo que rebotando en el suelo y alzándome así levemente en el aire. Una vez con los pies incapaces de tocar el suelo, al menos durante unos segundos, concentré todo el fuego que pude en las piernas y le di la vuelta a mi cuerpo, quedando cabeza abajo y lanzándole, desde la ahora parte más alta de mi cuerpo, fuego a base de patadas. Si tanto le gustaba esa maldita rosa, yo la quemaría.

Cuando toqué el suelo, frené la caída con las manos aún sosteniendo a Agrael, pero no apoyé las piernas, sino que provoqué una pequeña espiral ígnea con mis piernas girando como un helicóptero. Estábamos lejos, pero si podía moverme libremente a mi alrededor tendría menor desventaja, así que a quemar la nieve a base de bien.
avatar
Yoko Himura
Súcubo misteriosa
Súcubo misteriosa

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 25/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Kisho el Miér Dic 29, 2010 11:40 pm

Dió acto de sus buenas habilidades, era ágil sin duda alguna, pero no podía volar, debía de tomar dicha ventaja, con la flor en la mano, me quité la chaqueta, dejándo al descubierto mi camiseta de color negro, con un dragón azul dibujado, propio de mi symbol, al descubierto. Cerré los ojos, y mis alas racharon mi camiseta, arruinándola de por completo... Menos mal que sé tejer... Alas blancas, casi grises, resplandecientes, bien cuidadas y por supuesto hermosas eran aquellas, propias de un ser tan bello como su dueño.

Al parecer, la muchacha pretendía demostrarme de nuevo sus habilidades,
- ¡Que bonito, Yo-chan! - Le dije, precioso fue el movimiento, a la vez que casi produce mi fallecimiento. Bueno no, pero me chamuscaría un poco Razz

Ya era demasiado tarde para esquivar el ataque, otra vez... Mis alas aún se estaban acomodando, asi que tan solo pude hacer lo inevitable, sonreir. No, es broma, tan solo le lancé mi rosa helada, quedándome con un trozo de la rosa, la cual tenía "espinas", de ella, formé otra más. Parte del fuego se había derretido, pero no pude frenarlo plenamente.
- Yo-chan, esa habilidad es buena, ¡intentaré copiarla! - Me atreví a decir. Me lancé por los aires dirigiéndome a la "bola de fuego" (?) mientras la mano izquierda iba acumulando la nieve. Abrí mis alas, como un paracaídas y lancé hacia el ataque.

Los dos ataques colisionaron, y mientras una nube producida por la evaporación cubría nuestro territorio de combate, ella empezaba a dar vueltas. Por suerte para mi, mi visión era superior a la de los demás ángeles, ya que ellos se críaban rodeados de naturaleza en su "máximo explendor", mejor dicho, en el concepto de máximo explendor que tenían ellos, porque mayor explendor que la nieve que lo congela todo, no hay nada... Al caso, era superior debido a las tantas borrascas que había vivido... Más bien producido.

Una elevasión de aura se estaba produciendo donde la súcubo se posicionaba, abrí los ojos y sonreí.
- Uhum, yo también se hacer eso... Pero a mi estilo ^ ^ - Le informé y así lo hice. Empecé a girar en círculos sobre mí mismo, inclinado hacia la posición donde Yo-chan se encontraba. Una idea se me vino a la mente mientras la borrasca de nieve se le estaba acercando y el hielo que la rodeaba se iba descongelando. Me detuve brúscamente y lancé la rosa blanca, helada y fría como mi alma. Esta se rompió en cientos de pedazos y estos se fundieron con la nieve, la cual se fue transformando en nieve y empezó a rodear a Yo-chan. - Uhum, Yo-chan, arriba ^ ^ - Le indiqué el único camino posible. Mis alas estaban listas, ya podría lanzar el vuelo cuando quisiera, y su salto sería su derrota ^ ^ Sonreí una vez más.
avatar
Kisho
Ángel misterioso
Ángel misterioso

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 24/12/2010
Edad : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Astrid Ventum el Miér Dic 29, 2010 11:42 pm

Ya iba siendo hora de regresar al lado de Duke, mi supuesto Señor, aquel al que teníamos planeado traicionar a fin de cuentas, aquel cuyos delirios de grandeza le impedían leer el corazón de sus "aliados", a quienes creía estar utilizando como a juguetitos. Y, siendo sincera, en cierta parte era así. Sin embargo, mi lealtad había sido ganada por otro Señor, su hermano pequeño, quien había cambiado de identidad y era, a mi entender, claramente superior. Lealtad incondicional, eso le profesaba yo a Jake Blyth.

Sin embargo, una "doble moral" no era problema para alguien que, directamente, carecía de la menor de las morales. Ponerme una máscara no era ningún trastorno, sino más bien una orden de mi auténtico amo, que yo cumplía gustosa. No obstante, Duke era un mal bicho que me ponía enferma... En momentos así, me alegraba de mis grandes dotes de interpretación.

¡Ya se divisaba a Duke y al lugar donde se encontraban! Me apresuré en salir de en medio de la espesura de los árboles, mi hábitat y camuflaje natural. Fobos y Deimos me seguían de cerca, pero para que no me molestasen ni saliesen heridos, los mandé a surcar los cielos. Mi cercanía hacia Duke y su acompañante, a quien no distinguía bien, era relativa, así que pegué un salto para caer algo más cerca, pero sin brusquedad alguna en el movimiento.

Una vez caí, arrodillada al lado de Duke donde no se encontraba su acompañante, quien, por la información de la que disponía mi merced, supuse sería Ulquiorra Nightmare; alcé un poco la mirada hacia él
-Mi señor... He venido, tal y como se esperaba de mi. Vos diréis...- le dije, mientras observaba de donde provenían todos aquellos ruídos que me destrozaban los tímpanos.

¿Un par de escorias combatiendo? No entendía la finalidad de su lucha... Tal vez divertir a Duke o morir ante sus ojos. Hubiese sido mejor mandarlos combatir a muerte, y solo perdonar la vida al ganador, pues solo en esas ocasiones, los seres vivos dan lo máximo de sí, por miedo.

Sin embargo, mi sorpresa llegó cuando observé a ambos contendientes: Uno era aquel mozo perdido que había visitado, por error, el castillo del Joven Amo. ¿Qué hacía pegándose con... tan hermosa y voluptuosa Damita? Me intrigaba quien era esa mujer, ese manjar para la vista Cool
Hubiese dado lo que fuera por que pasase conmigo esta noche, pero me temía que si estaba de parte de Duke, no podría permitírmelo, pese a aparentar ser de su ralea.

Lo único que pude hacer es como que me fijaba en la pelea, que también... Pero mi vista estaba más centrada en los volúmenes de la mujer y mis sentidos en comprender los motivos de cada uno para estar aquí, y de Duke para haberles convocado. Porque los había convocado por carta, supuestamente. Un hecho bastante intrigante, sin duda...
Mmmm... ¡Princesa, qué hermosas y geométricas son tus curvaturas!
avatar
Astrid Ventum
Ninfa Salvaje
Ninfa Salvaje

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Yoko Himura el Jue Dic 30, 2010 12:04 am

Apreté los dientes para contener la rabia. No podía hacer otra cosa en esa situación en la que me había convertido en un blanco todavía más fácil. Sin embargo, mi orgullo no me permitía rendirme hasta las últimas consecuencias. Mi vida no me importaba lo más mínimo, al contrario que mi orgullo y mi dignidad... moriría sin perder aquello.

¡Ingenio al poder! Volví a Agrael pedazos separados de nuevo e hice que tomase forma de remolino, la envolví en fuego e hice que fuese cavando un túnel que, en efecto me llevaría hasta arriba, pero a la parte que me dejaría más cerca de la espalda de Kisho que de sus narices, como ahora estaba.

-¡¡Me tienes harta!!- grité, enfadada.Todavía con esa forma y ya salida de mi prisión, impulsé a Agrael contra Kisho, llameante. Harta de esta estúpida farsa y del fantoche número uno, que me estaba complicando la existencia, me lancé contra él en medio de una rueda de fuego, la cual era un amago: pues lo que trataba de hacer es despistarle con el fuego y que, luego, la espada se alargase y llegase a su cuello, como una soga.

¿Para qué engañarnos? Era un ataque desesperado, pero más fuerte que los anteriores... El fallo era la precisión y la precipitación. Me habían reducido. Pero eso no significaba que me fuese a rendir. No conocía el significado de esa palabra aplicado a mi propia persona. Solamente, a los que se oponían a la misma.
avatar
Yoko Himura
Súcubo misteriosa
Súcubo misteriosa

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 25/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Kisho el Jue Dic 30, 2010 12:26 am

Aún la seguía esperando, impaciente... - Venga Yo-chaaaan... - Insistía, que le costaba salir impulsada y dejarme que le diera un par de golpecitos de nada... Si fuera buena niña, pelearía en broma... Yo-chan aburrida Mad

Así ya no se puede jugar... La niebla iba en aumento, en vez de desaparecer poco a poco... Huy que esto me huele a chamusquina de Kisho-san... Me giré lentamente hacia atrás, sin una sonrisa, pero tampoco estaba serio, era un estado intermedio, y una pizca de preocupación.


- ¡No Yo-chan, no te harto! - Le repliqué, jopeee... Yo me quería llevar bien con ella... Me lanzó su espada, ya separada, de nuevo, en pedazos la esquivé moviéndome a la izquierda. Y me cubrí de un golpe del cual no me podría escapar, cruzando los brazos entre la altura de mi cara y cuerpo. Cerré los ojos y los volví a abrir, en dos segundos, era un amago y yo había picado. El verdadero ataque era que la espada me rodeara el cuello y me quemara poco a poco. Aquella mujer estaba dándo todo con su espada, pues bien, yo lo daría todo con la magia gélida que tenía. Abrí las manos a pesar que me estuviera quemando en gravedad, por suerte solo me quemaba la parte de atrás del cuello y no la de delante, ya que mis brazos estaban recubiertos por nieve, para minimizar el anterior amago y no se quemaron.

Tras abrir las manos, mi cara se puso seria, la miré fijamente, con la expresión de la nieve y hielo: Calma y neutralidad absoluta. De mis manos empezaron a salir brillos de un color blanco con algo de celeste, casi no se distinguía el celeste. El pelo de Yoko se empezó a congelar, luego todo su cuerpo, pero no las partes vitales de este. El objetivo era ganar, no matarla.
- Yoko, no peles una pelea que tengas perdida... - Le enseñé la lección, con una voz mucho más madura que la de siempre.


FdR: Para aclarar (por si las moscas), en uno de los primeros posts, despeiné a Yoko, ahí le dejé un trozo de hielo y a partir de ese, pude crear más ^ ^
avatar
Kisho
Ángel misterioso
Ángel misterioso

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 24/12/2010
Edad : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Yoko Himura el Jue Dic 30, 2010 12:38 am

Ahora la farsa había terminado... Y no me esperaba ese desenlace. Aunque, era lógico que no me lo esperase, ya que no había visto venir su jugarreta hasta el último momento de todos. Me había engañado y se había llevado el triunfo. Y bien merecido, a pesar de que no pensaba expresarlo en voz alta. Después de todo, no me gustaba que un "angelito" tuviese misericordia de mi, como si se tratase de un Dios. Pero ni el "angelito" ni nadie.

Al final, el soldado desalmado perdió ante el hombre de las mil caras, que había mostrado la segunda de muchas en la última frase enunciada. Impresionante, el cambio que pegó de un tono de voz y expresión a otro. Debía de ser un buen farsante, tal y como me había parecido, pero no había expresado, tampoco.

-No me des lecciones...- murmuré, por lo bajo, volviendo a apretar los dientes, pese a que tuviese todo el derecho del mundo a decirme lo que le viniese en gana. De todos modos, nunca le perdonaría. ¡NUNCA! Podía ganarme, pero no tenía que sentir compasión por mi. Aghh, malditos piadosos los emplumados "angelitos"...

Me quedé mirándole con todo el odio que me podía salir del alma, aunque controlando mis ojos para que no enrojeciesen como ciertas muchas otras veces. Desvié una vez la mirada, en señal de duda, pero luego volvió a arder en mi la furia y lo fulminé de peor modo con mi vista.
avatar
Yoko Himura
Súcubo misteriosa
Súcubo misteriosa

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 25/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Kisho el Jue Dic 30, 2010 12:52 pm

La tierra volvió a temblar, esperaba que el hielo tardara mucho menos en romper, sin embargo, no fue así. Yo me encontraba en un estado bastante malo, sangrando y con quemaduras leves en la parte posterior del cuello y con quemaduras aún menores en mi puño izquierdo, sin embargo, estaba sangrando aún más. Miré mi puño, estaba tembloroso.

Un crujido se escuchó y yo cerré automáticamente mis ojos, acercándome un poco a mi compañera.
- No es compasión, es amistad o compañerismo. - Le dije, aún serio y con aquella voz madura. El hielo que nos rodeaba, excepcionando el que petrificaba, por así decir, a Yoko estalló y me impactó en la espalda, por fortuna para mí, en ningún punto vital.

Sonreí. Me arrodillé del dolor y, exahusto por tantas heridas, me caí. Levanté la mano derecha hacia el cielo. Invocando así, una lluvia. El hielo se empezó a descongelar poco a poco. Yo-chan por más que quisiera moverse, no podría debido al principio de hipotermia que tendría por ahora. El hielo que se había clavado en mi espalda en agua se convirtió, un charco de sangre me rodeó. Mis manos calleron, muertas, al suelo. La sangre que circulaba por mi cuerpo ahora tan solo hacía el recorrido de corazón-pulmones-corazón-cerebro-corazón etc. Es decir, el recorrido vital, mis extremidades estaban muertas.

Con una sonrisa, mirando al cielo, como la lluvia caía lentamente a nosotros me quedé y suspiré Razz Todo aquello era hermoso.

Ahora que me había relajado y la batalla había concluido, noté otra aura, otra presencia, pero me daba igual, ahora es hora de recuperarme no de ser amable.
avatar
Kisho
Ángel misterioso
Ángel misterioso

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 24/12/2010
Edad : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Duke Leblanc el Jue Dic 30, 2010 1:21 pm

El rubio estaba contento con la batalla, y podía notársele por la sonrisa de superior que tenía en el rostro y en sus brazos, que estaban entrecruzados entre si sobre el pecho, ya que movía sus dedos haciéndolos chocar contra uno de los brazos de forma alegre. Le gustaba como la joven súcubo manejaba la espada y el carácter que sacaba, haciendo que su fuego se avivase de forma voraz; y también los poderes del angel peliblanco, su forma de provocar y sus tácticas con movimientos realmente abrumadores. Sin duda, los quería para él.-Bien, chicos... creo que ya ha sido suficiente. Muy buen combate, sin duda. Me sentiría verdaderamente orgulloso si dos grandes promesas como ustedes son se unisen a nuestra causa...-Empezó a decir, manejando las palabras como hacían la mayoría de los políticos, para enamorar a la gente mediante ellas y el engaño.

Se quedó mirando las heridas que ambos poseían... como deber tenía que curarla, a parte de que así quedaba bien frente a sus posibles nuevos reclutas. ¿Dónde estaba algún sirviente o sirvienta que los curase? ¿Por qué no tenían a ninguno? ¿Cómo iba a ser él mismo quién manchase sus hermosas y valiosas manos en curar a los energúmenos? Oh, eso no podía ser... Miró a su alrededor, y se percató de la presencia de Astrid... mejor no encomendárselo a ella, tenía un peculiar gusto hacia las mujeres que si tuviese que ser ella quién curase a Yoko acabaría mal la cosa. Luego, observó a Ulquiorra a su lado... y sin saber la razón se imaginó a Ulquiorra disfrazado de enfermera


-Bienvenida, Astrid-San... como ves, estamos en medio de la selección de nuevos reclutas. Siéntese a su gusto.-Dijo cortésmente, aunque no hacía falta decirlo puesto que la chica ya estaba bien ocupada. Con un suave movimiento de la mano derecha, artilugios procedentes de la base secreta aparecieron alrededor de los dos combatientes, la tecnología Leblanc era fabulosa Cool Dejó que ellos se curasen, mientras esperaba una respuesta por su parte.

_________________
Duke`s Symbol
Dies irae malleus maleficarum est

Hey, Invitado, no lo ocultes... sé que me amas
avatar
Duke Leblanc
Líder enemigo (Vampiro)
Líder enemigo (Vampiro)

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 07/08/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Yoko Himura el Jue Dic 30, 2010 4:38 pm

Me extrañaron las palabras de Kisho. Debió leer en mi cara como en un libro abierto. Compañerismo... Pues qué velocidad llevaba él para adquirir esa consideración hacia mi. No comenté nada más al respecto, porque aunque mi cara fuese propia de alguien que estuviese alucinando, el hielo se estaba derritiendo poco a poco y, al final, terminé, postrada en el suelo, manteniéndome sobre mis dos manos.

Me tomé unos segundos, largos segundos para calmar mi respiración. Para mi desgracia, llovía pero... lo que había a mi lado no era agua, era sangre. No me había dado cuenta de que Kisho se hubiese hecho tanto daño, realmente. Francamente, pensé no haberle herido ni la mitad...

Pero, apenas podía pensar, ahora mismo, ya que no podía dejar de temblar. Al menos, ya me habían dejado de castañear los dientes. Escuché la voz de Duke, diciendo que parásemos, que "ya era suficiente". ¡Y tanto que lo era! La parte buena: Nos quería a los dos. No podía negarme, por supuesto, y el pelo-nevado tampoco lo haría. Alcé la cabeza para poder mirarle -Por supuesto, Lord Duke. Estoy a su disposición para lo que guste- le contesté, justo antes de estornudar sonoramente -AAATTCHHUUUUUUUUUUUUÚS!- y tan sonoramente que estornudé. Pero bueno, tratándose de un sujeto tan extraño como yo era, podría haber sido mucho peor. La verdad, no estaba para muchas palabras, ni para retóricas impresionantes. Necesitaba curarme.

Me levanté, pasado un minuto, pero con dificultad. Me atrevería a asegurar que casi me caigo en tres ocasiones, pero tenía la vista fija en mi objetivo... Y, tal vez, por eso no me había caído de bruces. Una vez pude acceder a esos aparatejos cargados de curas que Duke nos había ofrecido, los miré y no supe qué debía aplicarme primero. ¡Bieen, soy idiooota! cheers

Empecé a leer los frasquitos, hasta que encontré uno que ponía "Esencia de fuego". Bueno, eso podría ser, o no... Pero, en cualquier caso, para mi no sería malo en ninguno de los casos. Me lo apliqué y esperé unos segundos, aunque me costaba mantenerme de pie, para ver los efectos. Acerté, la temperatura de mi cuerpo iba subiendo poco a poco.
También reconocí un ungüento curativo, gracias a la aldea de mercenarios en la que había vivido. Creía recordar que era una anciana quien lo había inventado y, ahora, lo había hecho circular por todo el mundo. Era de lo mejorcito para roces, heridas y quemaduras; un excelente remedio casero. Sin embargo, cuando terminé de aplicármelo por todas mis heridas, todavía quedaba bastante en el botecito.

Escuché a Duke dirigirse a alguien con un nombre extraño. Cuando miré hacia Duke, vi al individuo de antes, el que no se había presentado, pero parecía "importante". También me pude dar cuenta de una chica que no dejaba de mirarme todo el rato. Me sentí algo incómoda. Ahora la gente ya no se cortaba un pelo... Odiaba sentirme observada, como si estuviese en un expositor.

Traté de aislarme de aquel pensamiento: "Te está observando". Debía olvidarlo.
Pero... Compañerismo, ¿eh?
Todavía sostenía el botecito de aquel ungüento, ese que tantos recuerdos me traía, de mi auténtico hogar. Me acerqué a Kisho y se lo tendí con una mano. Luego, pensé en que podía sentirse dolorido o impedido, o algo -Necesitas... emm, esto... ¿Ayuda?- me ofrecí, aunque me costaba hacer las palabras salir y me estaba poniendo roja como un tomate. O muy bien funcionaba la Esencia de fuego, o me estaba dando corte hablarle amablemente a un angelito. Si, debía ser vergüenza. No tenía sentido... pero, tampoco el "compañerismo" era mi modo de actuar habitual. Probablemente, por eso me costaba estar tranquila.
avatar
Yoko Himura
Súcubo misteriosa
Súcubo misteriosa

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 25/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Círculo de reuniones

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.